¡Mañana es el día del padre! ¿Ya habéis pensado cómo vais a celebrarlo? ¿No estáis un poco hartos de que sea un día aburrido lleno de lugares comunes como corbatas, herramientas de bricolaje y artículos de pesca? ¿Por qué no celebrarlo de verdad? Reivindiquemos el día del padre como lo que debería ser, un día para disfrutar y para pasarlo bien con papá.

Para empezar, una fiesta no es una fiesta sin decoración. Y hasta los más peques de la casa pueden ayudar. ¿Os acordáis de las guirnaldas de papel que os propusimos para el día de San Patricio? Pues os presentamos otras para hacer con niños y decorar la casa el día del padre.

Solo necesitáis unas hojas de papel de periódico, pintura de colores, tijeras e hilo. Los niños pintan cada hoja de papel de periódico de un color. Cuando se seque, lo cortáis en forma de rombo y lo dobláis al medio. Pasáis un hilo por la parte más ancha y lo pegáis con cola.

Podéis poner algún mensaje en las banderolas, que podéis hacer con plantillas de estarcido recortadas en cartulina o plástico. Más fácil, imposible.

También podéis hacer unas banderolas como estas, sacadas del blog de Crochet with Raymond. Totalmente adictivas de tejer y muy coloridas y divertidas. Las primeras son nuestras, y las demás, de attic24 y rettgrayson respectivamente.

Foto de attic24

Foto de rettgrayson

Podéis empezar el día llevándole el desayuno a la cama a papá. Puede ser un café con leche y un croissant, pero también podéis hacer algo diferente e imaginativo. ¿Qué tal un batido de fruta o de chocolate? En la cañita podéis ponerle un mensaje…

¿Y quién ha dicho que no se les pueden regalar flores a los chicos? Si son como estas, seguro que ningún padre las recibirá mal. Antes de hornear las galletas, haz un agujero con un palito de brocheta. Después de decorarla, moja la brocheta en glasé e introdúcela en el agujero. Cuando se seque estará lista para formar un ramo.

Las nuestras quedaron riquísimas. Os prometemos que en algún momento os explicaremos cómo hacerlas con todo detalle.

¿Qué tal algún mensaje para papá? En el blog de Betz White vimos estos curiosos corazones que su hijo usó para el día de San Valentín. Podemos ponerles mensajes y dejarlos en la bandeja del desayuno. En estos hemos usado sellos de goma para decorar la tira interior.

A la hora de comer, evidentemente, un picnic. Si no hace buen día, podemos hacerlo en el salón de casa. Pon un mantel de cuadritos, saca la cesta con los platos y los cubiertos y prepara limonada y hamburguesas. Si puedes salir, este picnic para el día del padre de A subtle revelry nos ha encantado.

Para la tarde, nos hemos guardado lo mejor. En Eat Drink Chic vimos esta estupenda idea de noche de cine para dos… ¿por qué no tarde de cine familiar? Palomitas, el sofá y un clásico de aventuras. Seguro que papá estará encantado de recuperar La guerra de las galaxias, Regreso al futuro o En busca del arca perdida con sus peques. ¡O Los Goonies!

¡Disfrutad mucho del día del padre!