Aún estamos a mediados de abril pero parece que el calorcito ha llegado para quedarse. No sé vosotros, pero yo me paso todo el verano deseando que sea Navidad para comer turrón y todo el invierno deseando que sea verano para comer helados. Pensando en los helados, El sofá amarillo os propone una idea muy divertida y refrescante para incluir en vuestras bodas o en cualquier celebración: una barra de helados con infinidad de toppings, fruta fresca y siropes para elegir y que vuestros invitados se monten su helado preferido. Podéis incluirlo ya en el aperitivo, en el baile o, si hace mucho calor, directamente sustituyendo el postre.

Esta primera opción la hemos encontrado en 100 layer cake y es perfecta para una pequeña celebración en casa. ¿Qué os parece la gran pizarra caligrafiada?

Esta otra opción nos parece perfecta para una boda o un cumpleaños. La hemos encontrado en Eat drink chic. Nos encantan los pequeños merengues y los vasos de helado personalizados. En rosa es muy dulce, pero puede utilizarse cualquier color, siguiendo la paleta cromática elegida para la celebración.

Esta última opción la hemos encontrado en Polkadot Prints. Está pensada para un baby shower pero también sería perfecta para los primeros cumpleaños. Tiene un aire más infantil, con colores pastel y golosinas. Nos encantan las cucharitas de madera.

¿Con cuál de las tres os quedáis? A mí me están entrando unas ganas de helado de yogur con plátano y frambuesas naturales… Por cierto, no os olvidéis de que aún estáis a tiempo de participar en nuestro sorteo. Nos encantan todas vuestras respuestas.

¡Un besito y feliz fin de semana! :)