¡Por fin! Ya es oficialmente verano. Para celebrarlo, a nosotras nos apetece un montón una tarde de limonada y risas con nuestros amigos. Unos vasos bonitos, como estos o estos, pajitas amarillas de papel y varios tarros con flores silvestres. No se necesita mucho más para preparar una mesa preciosa y dejar pasar las horas en la mejor compañía.

Funkytime

¿Os contamos el secreto de la limonada perfecta? Los ingredientes son fáciles: agua, azúcar y zumo de limón. Las proporciones varían muchísimo según el gusto de cada uno, pero no te olvides de una cosa fundamental: calentar antes una parte del agua con el azúcar para hacer una especie de almíbar. Conseguirás que los sabores de mezclen mejor y evitas que, al cabo del rato, el azúcar se quede en el fondo de la jarra.

Y, para darle un toque totalmente personal, puedes meter hojitas de menta, cáscara de limón e incluso frambuesas en la cubitera antes de llevarla al congelador. ¡Los hielos con sorpresa molan mucho! :)

¡Un besito, feliz miércoles y feliz verano!