Ya os conté en el post de los bastidores que últimamente estoy en modo decorativo, y también os conté en varios sitios que me muevo mucho por obsesiones. Pues mezclando los dos conceptos, aquí tenéis mi última obsesión decorativa: la rocking chair de Eames.
La mecedora más bonita ever la diseñaron Charles y Ray Eames en 1948. Esas frías patas de metal que recuerdan a la torre Eiffel, esos suaves balancines de madera, ese asiento de formas redondeadas… ¡es que no puede gustarme más!
Mas de 60 años después sigue siendo un icono del diseño y, si los Reyes Magos van tomando nota, pronto estará en mi casita y twitearé con vosotros meciéndome suavemente en ella, jajaja. Eso sí, de momento tendré que conformarme con alguna de las versiones no originales, y casi seguro que Decora tu alma será la tienda elegida por Sus Majestades. Tanto la tienda como el blog son una maravilla, no dejéis de visitarlos. Y ahora… el color.
Me encanta en gris…
Visto en Paperblog
En rojo…
Visto en Cocomale
En azul…
Visto en Paperblog

En verde…

Visto en Artdecorismo
En negro…
Visto en PaperBlog
En naranja…
Visto en Better Homes and Gardens
En turquesa…
Visto en Linea-R
Y en blanco…
Visto en Stockholm Vitt

Además, buscando fotos para el post, encontré el blog Making it lovely, en el que una mami le está haciendo fotos cada mes a su bebé sentadito en esta mecedora, y le pone un broche con el número de mes en el que está. Y quiere hacerlo hasta que cumpla dos años. ¡Me chifla la idea!

¿Os gusta esta mecedora tanto como a mí? Y, lo más importante, ¿en qué color? ¡No puedo elegir!

Un beso enorme y feliz lunes-casi-martes. :)

Indara