El mundo de la fotografía es complicado. Hacer buenas fotos es difícil, y retocarlas luego (y que con el retoque mejoren) lo es casi más.  Yo de photoshop conozco tres botones, entre ellos el tampón de clonar, que uso para todo y alucino con lo bien que se me da quitarme granos y rojeces. Durante unos segundos me hace sentir muy avanzada en la materia. Luego ya vuelvo a la realidad.

Parece que cada vez la afición por la fotografía va en aumento y hay muchos perdidos, como yo, con una cámara réflex disparando en modo automático. Sí, es triste, y los superprofesionales se enervan, lo sé, pero es lo que hay. Por suerte, cada vez hay también más programitas tontos que nos hacen la vida más fácil y consiguen, como por arte de magia, que nuestras cutrefotos mejoren sustancialmente. O por lo menos les dan un aire más divertido e informal. Mi preferido, sin duda, es Pixlr-o-matic. Subes la foto que quieras y en tres sencillos pasos parece otra. Ejemplo práctico:

Elegimos una foto. Yo he utilizado esta que me hizo Iván hace dos días en Central Park.

Elegimos un filtro para modificar el tono. Puede ser un cambio pequeño o más radical. Voy a elegir el tono Anne, que es como naranjoso, para darle a la foto un aire otoñal.

Ahora elegimos un efecto. Le voy a poner uno que se llama Local y que da aspecto como de quemadito por la parte de arriba.

Y por último elegimos un marco. El que le he puesto se llama Wispy, tiene unas hojitas y me pareció también muy de otoño, ya que estamos con el tema.

Y listo, el antes y el después.

Le he aplicado todo para enseñároslo, pero nos podemos saltar un paso o dos para que el resultado no sea tan tan tan. :) Probad y experimentad, porque se os van a pasar las horas poniendo y quitando colores, efectos y marcos. Hay mil combianciones posibles y a mí me gustan todas. Hasta las más horteras nos pueden dar mucho juego en algunas ocasiones.

Además del acceso a través de la web, os podéis instalar también el programa en el ordenador, y creo que está disponible una aplicación para móviles, así que tendremos efectos bonitos hasta en la sopa. :) Para mí fue un descubrimiento genial, y tenía muchas ganas de compartirlo con vosotros.

¡Un beso enorme y feliz miércoles!

Indara

Si os gustan las bodas, las fiestas y las peripecias de esta wedding planner en Galicia, podéis seguirnos también en Facebook, Twitter, Bloglovin y Pinterest. :)

Anuncios