Estoy feliz, casi seis mil visitas ayer, ¡qué barbaridad! Me alegro un montón de que os haya gustado tanto el minianticipo de la boda de Laura y Rubén. Todos pedís más, máaaaaaas, pero es que no hay casi nada más porque no puedo estar a todo. Para eso hay un fotógrafo, y en este caso muy bueno, que seguro que nos hizo un reportaje estupendo y que nos lo va a mandar muy pronto (guiño, guiño, codo, codo)! :D

Pero venga, soy buena y os dejo un poco más. Hoy, en la quinta entrega de esta sección, una foto también de la boda de este finde que me pone un nudito en la garganta.

Detalles que no se olvidan: la sonrisa más dulce de una abuela orgullosa. :)

¡Un beso enorme y feliz martes!

Indara