Ayer os decía que tenemos que aprender a disfrutar de los placeres de cada día, y para mí lo mejor de esta época de finales de verano siempre ha sido y será ir a recoger moras. Y más este año que en Galicia ha  llegado el verano tardecito y están aún en pleno esplendor.

Pinterest

De pequeña tu abuela te daba un cubo y te insistía en que las llevaras a casa para lavarlas. Tú llegabas tres horas más tarde con los ojos vidriosos por el empacho, la boca morada y cinco o seis moras en el fondo del cubo para disimular, creyéndote una maga del despiste. “Había pocas, abu”.  Pero coger moras también tenía su parte mala: los pinchos. Y volver a casa con un dedo destrozado pero intentando disimular porque la tortura a la que te sometía tu madre con las pinzas o la aguja para sacarte el pincho era aún peor.

Hoy poco cambian las cosas. Me sigo comiendo las moras calentorras y llenas de polvo directamente de las zarza, me sigo pinchando y sigo lloriqueando al ver las pinzas. Solo que ahora las tengo que compartir con Jimena. Una para ella, una para mí. Pero tengo un propósito: no comérmelas todas. Me gustaría llegar a casa, lavarlas y hacer un pastel, o una mermelada o una limonada de moras o un helado o comérmelas con yogur… ¡algo!

1. Pinterest 2. Dreamy whites 3. Once upon a plate 4. Tumblr 5. Wishfulchef 6. Indulgy 7. Weheartit

Pero creo ya ni siquiera pido tanto. Me basta con que aguanten lo suficiente para hacerles unas fotos bonitas. A lo mejor es que ya he entrado en modo fotográfico obsesivo compulsivo, ¡pero no me digáis que no son la cosa más fotogénica del mundo!

1. Etsy 2. Desing Sponge 3. Pinterest

Eso sí, por experiencia os recomiendo no hacer jamás cubitos de hielo con ellas. Las frambuesas quedan ideales, la menta, el limón… pero las moras, no. La sensación es de que se te ha caído una mosca dentro del hielo y la has congelado sin querer. Repelús total, lo prometo.

Y ya está , tenemos plan para el finde. Al aire libre, disfrutando del último sol del verano, en plena naturaleza… ¡y gratis! ¿Se puede pedir más?

¡Un beso enorme y feliz miércoles!

Indara