Algunos de vosotros ya habéis visto un par de fotos en Facebook y en Instagram. :) Os dije que el lunes publicaba el post, y aquí lo tenéis.

Este año tenía cero tiempo para montar mi fiesta de segundo aniversario, así que necesitaba algo muy sencillo. Un par de semanas antes había organizado una pedida de mano preciosa en barco y, hablando con el capitán, se me ocurrió la idea de invitar a mis amigos a un día de mojitos y velero molón.

Entre sospechas, cotilleos y meteduras de pata varias, al final todos sabían cuál era la sorpresa, pero lo que no supieron hasta que llegamos al puerto es que ese día nos acompañaría uno de los mejores fotógrafos que he tenido la suerte de conocer, que ya es amigo y que forma parte de la historia de mi vida: Ramón, de El marco rojo.

Y yo, como siempre, sacándole partido a mi precioso vestido de Rosa Clará. :) ¡Aún me sirve! Podéis pinchar en las fotos para verlas más grandes.

¿Qué os parece el plan? Comimos, bebimos, nos bañamos, bailamos, hicimos el tonto y, sobre todo, nos reímos muchísimo muchísimo. Cero curro esta vez, lo reconozco, pero fue muy relajado y nos lo pasamos genial, que era lo que necesitaba. :)

¡Un beso enorme y feliz lunes!

Indara