¿Te gustan las golosinas? ¿Te gustan mucho, mucho? ¿Te gustan como para enmarcarlas y colgarlas en una pared de tu casa? :)

El fin de semana estaba buscando golosinas de color amarillo para una boda y me encontré con esta idea en el Flickr de Maryse Coziol que me fascinó. Me encanta para la cocina, para el cuarto de juego de los niños y hasta para el baño.

 

¿No queda superapetitoso y divertido? Y además es facilísimo de hacer: un marco Ribba de Ikea, un puñado de chuches y arreando. Y como regalo baratito y resultón es difícil de superar.

Salvando las distancias, me recuerda un poco a aquel post de comida Pantone que publiqué hace unos meses. Eso sí, yo creo que me pasaría horas lloriqueando delante de los cuadros en pleno antojo de chuches. Quizá sea más apto para casas “que no son de dulce”.

Un beso enorme y feliz lunes,

Indara