¡Hola a todos! Antes de seguir con la boda de Lilia y Roberto, quería daros las gracias por el mogollón de comentarios, tweets y visitas de ayer. Estoy feliz de que os guste el trabajo y os agradezco muchísimo vuestros comentarios, siempre tan alentadores y cariñosos.

Y ahora sí, os sigo enseñando todos los detalles de la boda. Compramos un montón de pomperos y, como preveíamos calor, pensamos que unos parasoles serían útiles para los invitados. Así que, en un riconcito…

Una vez terminada la ceremonia, preparamos un aperitivo muy campestre y ligerito: limonada con frambuesas, cubos de zinc con refrescos, muffins de arándanos, piruletas de tarta de manzana y frutas silvestres. Casi como un pícnic… pero encima de una mesa. :)

Una horita después empezó la comida. Querían algo sencillo e informal y, como además la novia es celíaca, eligieron un magnífico catering de Vigo que prepara delicias mexicanas sin gluten. Los invitados se rechupeteaban entre tacos, fajitas y margaritas.

Montamos una enorme mesa para treinta comensales con un camino de mesa hecho a medida de doce metros de largo en la espléndida terraza de la casa, con unas vistas alucinantes. Además, los novios realizan con frecuencia excursiones de operación, así que nos pareció una idea muy bonita y personal colocar una brújula en el plato de cada invitado a modo de marcasitios.

Mañana termino de enseñaros esta boda tan divertida y especial y, entre otras cosas, dos de mis elementos favoritos: la mesa de postres y el photocall. Muchas gracias de nuevo por vuestros comentarios. Quiero intentar responderos a todos, pero estoy ultimando todos los detalles de la boda de este finde, que es ya la última de la temporada.

Un beso muy grande y hasta mañana,

Indara

Todas estas fotos son propiedad de El sofá amarillo. Si las quieres utilizar mándamos antes un email para que podamos consultarlo con los novios. ¡Muchas gracias!

Anuncios