Puede que la tradición de los besos bajo el muérdago no sea muy española, pero qué queréis que os diga, si se trata de besos… ¡yo me apunto!

Salir con una ramita de muérdago en Nochevieja puede ser muy divertido (doy fe, ejem) para recibir miles de besos de quien tú quieres, e incluso colocarla en un lugar estratégico de una fiesta de Navidad o de una boda de inverno puede dar mucho juego a los invitados más tímidos.

Porque, en realidad, cualquier excusa es buena para dar y recibir un poquito de amor. ¿O no? :)

el sofa amarillo detalles 12Fuente: Wedding Chicks

Detalles que no se olvidan: hazte con un poquito de muérdago y conviértelo en tu mejor aliado estas fiestas. ¡Y que circule el amor!

¡Un beso enorme y feliz miércoles!

Indara