¡Buenas terdes!

Acaba de venir «el señor de Internet» a darnos de alta la conexión así que me paso por aquí rapidito para desearos un feliz jueves. Ayer fue un día agotador de mudanza que, para más alegría, rematamos con un pinchazo en una rueda del coche, y hoy amanecimos en el piso nuevo con cajas hasta arriba. Foto de móvil, a saber dónde está la cámara… :)

SAMSUNG

A estas horas el volumen de trastos se ha reducido un poquito pero vaya, nos queda cajerío para rato. Eso sí, hemos descubierto unas cuantas cosas molonas de este piso que ya os iré contando. La mejor, que la ducha es autolimpiable y esta noche se puso a autolimpiarse a las cuatro de la mañana y casi nos da un infarto. Llevamos todo el día de susto en susto, me parto. La pobre Jimena está nerviosa perdida y nos pone ojitos de «vámonos a casa». A ver cuánto tarda en acostumbrarse mi pequeñita. Y de momento estas son las novedades desde Villa Amarilla. :)

¡Un beso enorme y feliz jueves!

Indara