¡Buenos días! Hoy volvemos a la carga con nuestro consultorio bodil particular ¿buena idea o mala idea? Hace unos días hablábamos de los buffets de palomitas y hoy seguimos en la misma línea palomitera pero en otro momento de la boda. Una lectora y bride to be nos pregunta preocupada que qué nos parece la idea de lanzarles palomitas a los novios a la salida de la iglesia en lugar de pétalos o arroz. Nos cuenta que sus amigas le han propuesto hacerlo y están entusiasmadas con la idea y a ella le parece un horror.

Y a mí, la verdad es que un poco horror también me parece. Sabéis que yo estoy muy a favor de todo lo nuevo, divertido y original, ¡pero sin perder la elegancia, amigas! Que esto de lanzar cosas random se nos está yendo de las manos. Y aunque no dudo de que sean muy digestivas para los pajaritos, veo cutrillo tirar palomitas grasientas a las puertas de una iglesia. Como novia no me gustaría y como invitada (sabéis que todos somos más laxos con el buen gusto en las bodas de los demás, jajaja) me imagino esperando con un puñado de palomitas en la mano y limpiándome después disimuladamente en la chaqueta de Iván y no me resulta nada evocador. Y a Iván tampoco.

Mi veredicto ya lo sabéis. Ahora os toca a vosotros.

Lanzar palomitas a los novios, ¿buena idea o mala idea?

lel sofa amarillo lanzar palomitas boda

Un beso muy grande y feliz jueves,

Indara