¡Buenos días, bonituras! ¿Cómo han ido las vacas de Semana Santa? Las mías prometían ser tranquilas y muy productivas y han sido lo primero más que lo segundo, contractura de la muerte al canto, relajantes musculares, fisio y hasta collarín, un planazo. Me he pasado cinco días sentadita bastante quieta y con salidas mínimas y el ordenador vetado hasta el lunes, o sea, hasta hoy.

Tenía un montón de ideas geniales para enseñaros en Pascua pero ya no nos queda otra que guardar las conejitos y los huevos decorados en el cajón hasta el año que viene. Y como la fisio no me dijo nada del tablet y una es de culillo inquieto, en estos días le he dado un buen repaso a las ideas para todas nuestras bodas y fiestas de 2013. y, en concreto, a los protocolos, que es una de las cosas que más me gusta personalizar. El protocolo puede ser algo que pase inadvertido o puede molar millones, y casi siempre con poquito esfuerzo. Y buscando, buscando, me he topado en el blog Something Tourquoise con una de las mejores ideas que he visto en mucho tiempo.

¿Qué os parecería buscar vuestro nombre en una gran bandeja de bombones? ¡No se puede empezar una fiesta de forma mejor!

el sofa amarillo protocolo de bombones (1) el sofa amarillo protocolo de bombones (2) el sofa amarillo protocolo de bombones (3) el sofa amarillo protocolo de bombones (4) el sofa amarillo protocolo de bombones (5) el sofa amarillo protocolo de bombones (6) el sofa amarillo protocolo de bombones (7)

Yo creo que sería feliz inmediatamente si al llegar a una boda me ponen en la mano un vino blanco fresquito y un montón de bombones en los que rebuscar mi nombre y mi mesa. Eso sí, absténganse bodas de 200 invitados y celebraciones al aire libre a pleno sol. Todo lo apetecible que puede resultar en foto se convierte en gran fracaso en una mesa gigante llena de nombres con tenedores pinchados en una especie de nocilla templada. :)

¿Qué tal vuestros días de descanso? Espero que no hayáis tenido que cambiar las torrijas por paracetamoles y que estéis en plena forma para empezar abril, porque pasada la Semana Santa… ¡el verano está al caer! Oh yeah!!!

¡Un beso enorme y feliz lunes!

Indara