Archivos para la categoría: Bodas en el sofá

¡Buenos días! Ya estamos de vuelta de la boda de Baeza y felices con este inicio de la temporada. Está feo que yo lo diga pero, como parte del mérito no es mío, lo digo igual: ¡quebonitoquebonitoquebonito todo! Muchos de vosotros habéis visto algunos de los detallitos en Instagram.

Pero, aunque cuesta despedirse de una boda y decir adiós a tantos meses de preparativos, tenemos que darles caña a las siguientes y, en concreto, a la de este fin de semana en Coruña. Está todo listo pero parece que el tiempo esta vez ha decidido no acompañarnos. Pese a todo, yo estoy decidida a hacer que, con lluvia o sin ella, sea un día absolutamente feliz para mi novia. Y de pronto me he acordado de este post que escribí hace casi dos años. Como no tengo tiempo más que para escribiros unas poquitas líneas y como seguro que las casaderas de este año no han llegado tan atrás en los archivos, lo retomamos para recordar que, al fin y al cabo, solo es agua. ¡Sonríe! :)

Un beso enorme y feliz miércoles,

Indara

…..

Elisabeth Messina

Acabamos de mirar los pronósticos y parece que el tiempo, una vez más, no se presenta muy apacible en buena parte de España. Ya sabemos de sobra que se puede controlar todo menos el tiempo, así que, si no puedes hacer que luzca el sol, convierte a la lluvia en tu aliada. Y tómatelo con mucho humor.

Será porque soy gallega, pero me encantan las bodas pasadas por agua, y creo que la lluvia aporta un romanticismo y una magia insuperables. Simplemente, tenemos que estar preparados para que el agua no lo estropee todo. Podríamos escribir un folio entero de consejos para días de lluvia,  pero en realidad todo se resume en tres cosas:

1. Ten siempre un plan B
2. Deslúmbralos a todos con tu sonrisa
3. ¡Saca las botas de agua!

1.Aaron Shintaku. 2. Lucida Photography. 3. Fuente desconocida. 4. Meg Perotti. 5. Kamp Photography. 6. Flights of fancy. 7. Jessamyn Harris Photography via Style Me Pretty. 8. Lisa Boggs Photography, Anna Kuperberg Photography, Bethany Vargas Photography via Flickr, Jose Villa. 9. Rowell Photography. 10. Cap Classique. 11. Cap Classique. 12. Lauryn Byrdy Photography.

¡Un besito y feliz fin de semana, lluvioso o soleado! :)

Dos de mis novias de este año han decidido que llevarán una preciosa corona de flores el día de su boda, una decisión que me hace enormemente feliz porque me chiflan las coronas y a mí me quedan que parezco Lina Morgan recién llegada de Almansa. Así que me hace una ilusión enorme disfrutarlas en las cabecitas de las demás.

La decisión parece fácil, pero no lo es tanto cuando descubres todas las formas en las que se puede llevar. Así que en eso estamos, decidiendo la colocación perfecta. Las dos lo tienen bastante claro pero, para darles el empujoncito final, os lo preguntamos: ¿cómo os gusta más llevar una corona de flores?

Por encima de la frente:

El sofá amarillo - Corona de flores boda (1)

Fuente desconocida

Por encima del pelo:

El sofá amarillo - Corona de flores boda (3)

Fuente

O como diadema:

El sofá amarillo - Corona de flores boda (2)

Fuente

¿La 1, la 2 o la 3? Abrimos las votaciones. :) Por supuesto, esta decisión también es adaptable a invitadas, damitas y hasta para bajar a comprar pan.

Un beso enorme y feliz lunes,
Indara

Estamos en abril y tengo ya a muchas de mis novias a vueltas con las pruebas de peluquería y maquillaje. Desde la que sabe al milímetro qué peinado le queda mejor y qué color de labios le favorece hasta la que no se ha puesto en la vida en manos de un maquillador y anda perdida. Y el tema del bronceado está candente. Algunas de mis niñas pasan, otras van al solárium, otras se disgustan porque van a llegar blancas a la boda y otras se me queman y se disgustan también porque van a llegar a la boda a manchas.

el sofa amarillo novias no bronceadas (6)

Vía Les Moineaux de la Mariée

Ya basta, tenemos que parar esta locura del bronceado de las novias. Yo me casé un 31 de julio y a mí el sol me coge rápido. Cuando ese verano iba a la playa con mis amigas siempre me decían “ponte mucha crema que no hay nada peor que una novia renegrida”. Y yo, que nunca me había parado a pensar en el tono perfecto de bronceado de una novia, porque nunca me había casado, me agobiaba pensando si me pasaría de morena o si llegaría muy blanca. Ahora sé que nada importa, y os lo voy a resumir.

el sofa amarillo novias no bronceadas (7)

Vía Green Wedding Shoes

¿Te casas en mayo? Corre, entra en el ordenador y busca tus fotos del año pasado en mayo. Y del año anterior. Y del anterior. ¿Estabas morena? ¿No? ¡Pues ya está! Porque lo normal es no estar moreno en mayo. Porque tus últimas vacaciones fueron hace casi un año y en Navidad, en lugar de a Canarias o al Caribe, te fuiste a Albacete a casa de tu abuela.

el sofa amarillo novias no bronceadas (8)

Vía Clarabelle

¿Te casas en septiembre? Misma operación. Que tú siempre veraneas en la playa, y además haces deporte al aire libre y te pones muy morena. ¿Te vas a esforzar por llegar pálida a tu boda? ¿Te vas a esconder debajo de la sombrilla dos meses para no ser una novia morenita? De eso nada, a lucir tono de piel.

el sofa amarillo novias no bronceadas (9)

Vía Wedding Chicks

Pero a lo mejor te casas en julio o en agosto y odias el calor y la playa. Lo tuyo es la montaña, la sombra de los árboles y bañarte en el río. Si te coge el sol, bien. Si no, también. ¿Vas a sufrir y a hacer algo que odias para que el vestido te siente un poco mejor? Ni caso.

el sofa amarillo novias no bronceadas (2)

Vía Wedding Bee

O a lo mejor te chifla la playa pero cielo, es que eres blanca. Eres blanca y ya está, llevas toda la vida siendo así y toda la vida disgustándote cuando llega el verano. Y este verano doble disgusto porque además de ser blanca, te casas.

el sofa amarillo novias no bronceadas (4)

Vía Once Wed

O, peor aún, tú sueles coger un bronceado muy bonito con poco que te pongas al sol, pero es que este año trabajas un montón hasta el día antes de la boda y no vas a ver más sol que el de los fluorescentes de la oficina. Te das cabezazos contra las paredes y piensas que por qué este es el único verano de tu vida que no puedes ponerte morena. La cabeza alta y saca a pasear tu blancura y tu nómina con orgullo, que no tienes poco para los tiempos que corren.

el sofa amarillo novias no bronceadas (5)

Vía Pinterest

Sabes que a las malas, si no te ves y no te ves, siempre está el autobronceador y la caña de azúcar. Vale que puede manchar el vestido, pero entre marchar el vestido y el sufrimiento (o el melanoma), me quedo con la mancha.

el sofa amarillo novias no bronceadas (1)

Via Burnett’s Boards

Estoy en este mundo y también me he casado y entiendo perfectamente el estrés, que queráis estar guapísimas el día de la boda y que el vestido que habéis elegido con tanto cuidado os siente de maravilla. Pero el quid de la cuestión es que no por estar más morena vas a estar más guapa. Y si no mira todas las fotos de este post. Estando más feliz es como vas a estar más guapa. Y para estar feliz lo primero que tienes que hacer es sacudirte de encima cargas autoimpuestas y preocupaciones absurdas, como esta. Sonríe y disfruta de los preparativos, ¡¡¡que te casas!!! Y lo demás, te lo prometo, nada importa.

¿Cómo anda el tema del moreneo en esta nuestra comunidad? ¿Blanquitas, bronceadas, alguna churruscada ya? :)

¡Un beso enorme y feliz martes!

Indara