Archivos para la categoría: Miscelánea en el sofá

¡Buenos días!

Ya estamos aquí, la vuelta al cole es oficial, tras 9 días de septiembre el bajón posagosto está (casi) superado, nuestro cuerpo vuelve a despertarse a las 8 de la mañana de forma (casi) natural y todo (casi) ha vuelto a su rutina. Las tiendas están abiertas, la ropa de otoño en los escaparates y mi abuela dice que en nada estamos comiendo turrón otra vez.

Nuestro sofá amarillo está abierto también, nos quedan poquitas bodas ya pero la temporada hasta diciembre no se acaba, Agosto es un mes raro para las bodas, porque casi nadie se casa en agosto. A principios-principios, sí. Y a finales-finales también, pero en pleno mes es raro.

Así que entre piscina y piscina y mojito y mojito he tenido tiempo de darle un buen vuelco al blog. Antes de nada, os advierto de que lo he hecho todo yo solita, y os lo advierto porque es posible que empiecen a pasar cosas raras, y si pasan avisadme por Dios.  Que sufro y cruzo los dedos cien veces antes de darle a algún Actualizar (y a algún botón de a ver qué pasa…).

De hecho ahora mismo me dispongo a comprar un redireccionamiento para que todos los que entréis en el blog de wordpress os mande directamente al otro. A ver qué pasa. Pero el redireccionamiento no dura para siempre, así que porfa porfa porfa, un par de cosas:

– Cambien ustedes en sus lectores, en su blogroll y en cualquier lugar donde nos tengan guardaditos el antiguo blog por el nuevo. Ya no estamos en wordpress.com, la dirección nueva es simplemente

www.elsofaamarillo.com

 

Más fácil, más corto y más bonico. Ya era hora, ¿no? :) El page rank de la nueva página es solo 3, ¡quiero mi 5 de nuevo! Os agradezco mil millones de veces que me ayudéis a hacer el cambio, de verdad, es lo más importante.

– Todos los que estáis suscritos por email para que cada día os lleguen las actualizaciones, podéis cambiaros ya al otro para hacerme feliz. Además os enviaré un email esta semana para que podáis suscribiros al nuevo blog (es que no tengo claro ni que alguien vaya a ver este post si le cambio la dire. Quién fuera ingeniero informático…). Ya éramos un montón, vamos que dentro de nada recuperamos el sarao.

– Todos los que estáis suscritos a través de wordpress, que sois más de 300… pues me temo que nada, en WP ya no van a aparecer los post, este es el último. :) Pero bueno, las opciones son muchas, blogloving, por email, por cualquier lector de RSS… ¡Venirse conmigo, hombre!

Y ya está. Que estoy deseando acabar con todo esto para empezar a contaros cosas molonas y a enseñaros bodas rebonitas de este verano, que es lo mío (definitivamente el diseño web y el CEO no lo son, qué tortura!).

Que vamos a coger con ganas este curso que yo no sé pero me tiene una pinta estupenda.

Un beso enorme, que a partir de hoy tenemos una cita en un sofá nuevo! Yuju!

Indara

Muchos sabéis que en esta aventura de El sofá amarillo empezamos tres amigas, Paula, Lucía y yo, aunque con el paso del tiempo mis compis se fueron dedicando a otros proyectos y me quedé yo sola con la empresa. Lo que casi nadie sabe es que, al principio principio principio, fueron cinco y no tres las cabecitas inquietas que empezaron a darle forma a este proyecto: mis amigas Marta y Xènia fueron también piezas fundamentales en los cimientos del sofá.

A las cuatro las adoro y las tengo presentes muy a menudo cuando trabajo porque sin ellas nada de esto ni siquiera existiría, pero una tiene ya el sitio más especial en nuestro corazón porque se nos ha marchado. Estaba muy malita y este fin de semana dijo que hasta aquí. Estamos deshechos pero hemos decidido que nada de tristezas, porque mi amiga Xènia era pura alegría y pura vida, una pelirroja que dejaba huella en todos los que tenían la suerte de cruzarse en su camino. Y no podía dejar de hacerle un homenaje pequeñito en el blog que un día también fue su proyecto.

el sofa amarillo mi amiga Xenia (2)

Brindo por ti, pequeña. Para que tengas un buen viaje  y nos esperes donde vayas con un cóctel en la mano, ese que hemos ido posponiendo hasta que te pusieras buena. Nos lo tomaremos, te lo aseguro.

Eres una zorrinusca muy sabia, siempre con la palabra idónea en los labios, siempre con el consejo perfecto… e incluso ahora que no estás nos has dado una lección a todos. Si no te quisiera tanto creo que te tendría manía, ¡por listilla! Ya lo dijo tu Ugo-sin-hache, que cuando la vida nos pusiera dificultades en el camino, sonriésemos y pensásemos en ti. Porque eres una guerrera, lo llevas en el nombre, y tu fuerza nos hace a todos un poquito más fuertes también.

Si cierro los ojos te veo con el vestido de colores, las alitas y tu preciosa melena roja en nuestra boda, y así es como quiero recordarte y como quiero que me acompañes, como una hadita de enorme sonrisa y bolso-tetera que revolotea a nuestro lado y nos hace mejores y más felices. Te quiero, Xen, quédate cerquita.

el sofa amarillo mi amiga Xenia

Un beso muy grande y, hoy más que nunca, feliz lunes.

Indara

 

No me da la vida, y no me da. Este año tenemos quince bodas y dos fiestones y queridos, son muchas bodas y fiestones para una sola persona pequeñilla y de complexión poco robusta como yo. Entre esto y que no me pierdo una y este lunes me he ido a Madrid a montar en burro (en burro, lo juro, hay documentos gráficos en instagram) con el grupo de blogueros más divertido que me podía imaginar (Ro, Paula, David, Marina, Bea, Bárbara, Maca, os ailoviu) ando de la ceca a la meca como pollo sin cabeza.

Una de las cosas para las que menos me da la vida es para responder emails. Así que esto en parte no es un post.  Esto es un email público para todos los que lleváis sin respuesta más de una semana.

Para los que me habéis pedido presu para 2014, los que me escribís por gusto (os adoro), las colaboraciones, saraos y propuestas varias. Sí, me han llegado todos. Muchas gracias por escribirme, de verdad. Sí, los he leído todos. Pero no puedo responderos ahora. Os prometo que no paso de vosotros ni soy una maleducada. Juro que la semana que viene me pongo al día. Sé que ese muy cutre escribir un email público pero era esto o nada. Y yo os quiero. Paciencia, que ya voy, os tengo a todos en mi cabecita y cada noche me encuentro en la cama redactando mentalmente emails pendientes pero es que luego no me da tiempo a traspasarlo a la pantalla.

Por mi parte, este sábado empieza oficialmente nuestra temporada de bodas, y nos vamos nada menos que a Jaén, a Baeza. De jueves a domingo todo el equipo amarillo (tengo que encontrarle un nombre más catchy, lo sé) se traslada al sur para producir y decorar una boda en un entorno maravilloso, con mucho sabor a la tierra y con un equipo de profesionales con los que muero de ganas de trabajar como mi admiradísimo Cristian de Búcaro y la maravillosa Jimena Roquero. Tenemos equipazo y un finde divertidísimo por delante. Tiruriruriruriiiii, ¡que empiece yaaa!

58aaefa2d031c0673c2216977e1cf9eb

Para variar últimamente, foto delightful nonsense. Bailar despacito en la cocina, ese placer íntimo y privado, solo para dos. :) Estoy ya en modo viva el amor total.

¡Un beso enorme y feliz semana!

Indara