Archivos para las entradas con etiqueta: banderolas

Aún estamos a mediados de abril pero parece que el calorcito ha llegado para quedarse. No sé vosotros, pero yo me paso todo el verano deseando que sea Navidad para comer turrón y todo el invierno deseando que sea verano para comer helados. Pensando en los helados, El sofá amarillo os propone una idea muy divertida y refrescante para incluir en vuestras bodas o en cualquier celebración: una barra de helados con infinidad de toppings, fruta fresca y siropes para elegir y que vuestros invitados se monten su helado preferido. Podéis incluirlo ya en el aperitivo, en el baile o, si hace mucho calor, directamente sustituyendo el postre.

Esta primera opción la hemos encontrado en 100 layer cake y es perfecta para una pequeña celebración en casa. ¿Qué os parece la gran pizarra caligrafiada?

Esta otra opción nos parece perfecta para una boda o un cumpleaños. La hemos encontrado en Eat drink chic. Nos encantan los pequeños merengues y los vasos de helado personalizados. En rosa es muy dulce, pero puede utilizarse cualquier color, siguiendo la paleta cromática elegida para la celebración.

Esta última opción la hemos encontrado en Polkadot Prints. Está pensada para un baby shower pero también sería perfecta para los primeros cumpleaños. Tiene un aire más infantil, con colores pastel y golosinas. Nos encantan las cucharitas de madera.

¿Con cuál de las tres os quedáis? A mí me están entrando unas ganas de helado de yogur con plátano y frambuesas naturales… Por cierto, no os olvidéis de que aún estáis a tiempo de participar en nuestro sorteo. Nos encantan todas vuestras respuestas.

¡Un besito y feliz fin de semana! :)

El sábado estuvimos en la fiesta de Marta. Pero Marta no lo sabía. Cuando entró en la sala al ritmo de “Cumpleaños feliz” de Parchís, se llevó un buen susto.

Marta cumple años en enero, y este año ha cumplido 30. Por eso su novio quiso hacerle una fiesta sorpresa y reunir a sus amigos para celebrar esta fecha redonda. Pero hay más, porque resulta que Marta es madrileña y su novio, Joan, es catalán. En la fiesta estuvimos reunidos todos, catalanes y madrileños, y para celebrarlo, un grupo de amigos de la pareja diseñó estos pañuelos, que todos llevaron al cuello durante la fiesta:

La fiesta se celebró en el Hotel Termes Victoria. Es un lugar precioso que os recomendamos, donde además de dar fiestas tienen un centro termal natural con todo tipo de tratamientos. Un lugar perfecto para perderse un fin de semana y dejarnos mimar.

Fue una cena informal con algunas mesas repartidas por toda la sala.

La decoración fue colorida y divertida, para reflejar tanto la personalidad de Marta como la naturaleza de la fiesta.

Colocamos un número 30 de tela en cada mesa. Los hicimos de diferentes colores, estampados y texturas, y fueron un éxito.

También pusimos botes de diferentes tamaños a los que encolamos unas flores de fieltro. Dentro les pusimos arena decorativa de colores y banderolas de tela.

Para comer, tuvimos toda clase de delicias. Hubo chips de verduras para picar:

Y después muchos platos… ¡e incluso barbacoa!

Y para terminar, justo antes del baile y de que Marta tuviese que dedicar unas palabras al público, el pastel.

¡Muchas felicidades, Marta!

Siguiendo con la inspiración primaveral, os traemos una boda que nos llega a través de Green Wedding Shoes en la que el color es el auténtico protagonista. Las fotos son de love ala.

Si te encantan los colores fuertes, si te cansan las bodas en tonos pastel o lo bicolor te parece aburrido… esta boda es para ti. Colorista, relativamente sencilla de montar, no muy cara y muy vistosa. Un estilo «rastro chic» que nos gusta especialmente, con muebles y piezas de cristal vintage rescatadas de rastros, mercadillos y tiendas de segunda mano.

Ya sabéis que en El sofá amarillo somos totalmente partidarias de ignorar las tradiciones que no nos hacen felices o no se adaptan a nosotros. ¿Qué os parecería ver al novio antes de la ceremonia, hacerse las fotos sin prisas y pasar un par de horas juntos antes de que empiece todo el lío de la boda? Es lo que han hecho estos novios, y nos encanta. Esta opción nos permite disfrutar de un rato de tranquilidad con nuestra pareja antes de la boda y disfrutar de nuestra familia y amigos durante el cóctel.


Para la ceremonia, mesillas con libros antiguos, cojines, cintas de colores y botellas con un par de flores colgadas en las sillas. No podían faltar tampoco las iniciales de los novios.


En el cóctel, escritorios de colores, uno para el photo booth y otro con una máquina de escribir para dejar mensajes a los novios a modo de libro de firmas. Los novios, de ascendencia mexicana, consiguieron transmitir en su boda una parte de su cultura a través de pequeños elementos como las banderolas de papel picado y tarjetas de lotería (una especie de bingo mexicano en el que se juega con imágenes en lugar de números) sobre cintas de colores a modo de protocolo para marcar el sitio de los invitados.


Y, ya en la comida, marcos en las paredes, mezcla de mesas redondas y cuadradas, mantelería en tonos crudos, servilletas melocotón y más botellas de cristal de todos los colores sobre tablas de madera. La mesa de dulces, sencilla y preciosa, con los muñecos personalizados que nos gustan tanto.


¿Qué os ha parecido esta boda? ¿Sois más de colores suaves o de colores fuertes? ¿Bicolor o arcoiris? Como veis, para conseguir una boda armónica no es imprescindible ceñirse a una paleta de dos o tres colores. Solo hay que definirlos bien y utilizarlos siempre.

¡Un besito y feliz miércoles! :)