Archivos para las entradas con etiqueta: fotografía

Hace poco le hicimos una minientrevista en el blog a Fátima, de El marco rojo, y hemos pensado en seguir con esta línea presentándoos a algunos de nuestros fotógrafos españoles favoritos. Porque, por experiencia propia, sabemos que es una de las elecciones más complicadas de toda la boda.

Hoy os mostramos el trabajo de Susana Ríos, una fotógrafa de A Coruña que destaca por la sencillez y dulzura de sus fotos. Le hemos hecho algunas preguntas, y esto es lo que nos ha contado.

¿Por qué fotografía de bodas? ¿Te dedicabas a otro tipo de fotografía antes, o siempre has tenido claro que lo tuyo es captar el “sí, quiero”?

Desde que acabé mis estudios de fotografía hace 9 años, he pasado por la mayoría de los ambitos de la fotografía: Arquitectura, moda, publicidad, comercial… pero de todos ellos el que más me gustaba era el reportaje social porque, cuando las parejas ven las fotos de su boda, su expresión es tan magnifica que te compensa todo el esfuerzo. Es muy gratificante. Creo que siempre  he visto muy claro que quería fotografiar bodas y familias, pero me ha gustado mezclarlo con otros campos primero porque eso ha enriquecido mucho mi trabajo y me ha dado “tablas”.

Seguro que en estos años has vivido todo tipo de situaciones. ¿Qué consejo le darías a una pareja que está a punto de casarse?

He vivido tantas situaciones simpáticas que podría escribir un libro. Vestidos que no quieren cerrar, coches que se paran y no quieren encender, anillos que no aparecen, nervios de última hora… Pero todo se queda en anécdotas divertidas para contar a los nietos.

A las parejas que están preparando sus bodas les aconsejaría que disfruten su día desde el minuto uno como si fuese el último día de sus vidas, después de un año preparando todo hay que disfrutarlo. Cuando te das cuenta el día ya ha pasado. Ante todo, actitud positiva.

¿En qué te inspiras para fotografiar bodas? 

En revistas, blogs y situaciones cotidianas. Soy una fanática de las revistas de moda, mensualmente compro 6 o 7 revistas de moda españolas  y ediciones italianas y francesas. Aparte de todas las números especializados en bodas.  Tambien soy asidua a un montón de blogs  de bodas, moda y lifestyle que leo diariamente. A veces voy por la calle en “modo fotográfico” y, si estás atento, situaciones tan cotidianas como una pareja que pasea o unos niños que juegan pueden ser inspiradoras. Es muy importante tener cultura fotográfica para buscar una estética en los reportajes.

¿Cuál es la parte que más te gusta de tu trabajo y cuál es la más complicada?

La parte que más me gusta es que vivo las emociones en primera persona, veo cosas que la propia pareja no ve y cuando ven las fotos de esos momentos es muy especial. Mi momento favorito sin duda es la cara del novio cuando ve por primera vez a su futura mujer entrando en la ceremonia. Lo más complicado es que todas las partes de la boda tienen importancia para mi, eso implica que durante muchas horas sigues un ritmo físico y mental muy alto. Pero me gusta tanto que hoy por hoy no se si podría dedicarme a otra profesión.

¿Qué proyectos de futuro tiene Susana Ríos?

Seguir creciendo como profesional para que la calidad de mi trabajo sea cada día un poquito mejor. Por ello estoy continuamente asistiendo a cursos especializados sólo en fotografía de boda con fotógrafos nacionales e internacionales. Intento siempre escuchar a mis clientes y aprender de sus necesidades.

¡Un beso enorme y feliz miércoles! :)

Indara

Cuando veáis este post, nosotras estaremos en Granada preparando la última boda de la temporada de El sofá amarillo, la de Aida y Joaquín. Una boda de estilo rústico en azul y amarillo con la que hemos disfrutado un montón. A la vuelta os contamos todos los detalles. :)

Por el momento, os dejo esta foto y una pregunta: ¿no molaría mucho, muchísimo, hacer una sesión de fotos de preboda con este escenario? ¡Quiero subirme a una cama voladora ya!

¡Un besito y feliz fin de semana! :)

Indara

Hoy queremos mostraros el trabajo de una de nuestras empresas de fotografía preferidas: El marco rojo. No en vano, fueron los fotógrafos que nuestra socia Indara eligió para inmortalizar todos los momentos especiales de su boda. Nos gustan, entre otras cosas, porque son expertos en capturar instantes pequeños y espontáneos, que a menudo pasan inadvertidos a pesar de ser los más hermosos. Hemos entrevistado a Fátima, su fundadora.

 A nosotras siempre nos preguntan por qué El sofá amarillo. Seguro que a vosotros también os pasa. ¿De dónde viene El marco rojo?

 Estuvimos semanas dándole vueltas al nombre. Era algo que no nos dejaba dormir. Un día, mi socio Víctor apareció con un marco que había encontrado en un contenedor para incorporarlo como atrezzo a una sesión de fotos. Con un spray lo pintó de rojo y, cuando lo vimos, dijimos a la vez: «El marco rojo». Y así empezó todo…

 ¿Por qué fotografía de bodas? ¿Os dedicabais a otro tipo de fotografía antes o siempre habéis tenido claro que lo vuestro es captar el «sí, quiero»?

 En realidad, empezamos haciendo fotos a familias y niños. De casualidad surgió una boda, luego otra… Actualmente es el 80 % de nuestro volumen de negocio.

 Seguro que en estos años habéis vivido todo tipo de situaciones. ¿Qué consejo le daríais a una pareja que está a punto de casarse? ¿Nos contáis alguna anécdota?

Nuestro consejo es que lo vivan con ilusión. Que el día de la boda no estén pendientes de nada y que disfruten cada momento porque, cuando se quieran dar cuenta, el día habrá terminado. Claro, que ahí estamos nosotros para ayudarlos a recordarlo. Nuestra filosofía es que hay muchas maneras de ver una boda, pero la nuestra, la de El marco rojo, será solo una. Dentro de unos años se borrarán los recuerdos y solo quedarán las imágenes para revivirlo todo de nuevo.

¿Anécdotas? Mil y una pero somos muy discretos y no os contaremos ninguna (ja, ja, ja).

 ¿Cuál es la parte que más os gusta de vuestro trabajo?, ¿y cuál es la más complicada?

 La parte más bonita de nuestro trabajo es que somos especialistas en captar emociones y eso es muy gratificante. Ver la expresión de felicidad de las parejas cuando les mostramos las imágenes de su boda es maravilloso. Nuestra meta es siempre superar sus expectativas y parece que lo conseguimos. ¿Lo más complicado? El ritmo de trabajo. Para poder hacer este tipo de reportajes hay que implicarse mucho y estar muy atento a todo lo que pasa. Estamos una media de diez horas seguidas a un ritmo muy alto. Pero merece la pena. Siempre merece la pena…

 Lleváis unos años imparables e incluso tenéis ya varios premios de fotografía. ¿Qué proyectos de futuro tiene El marco rojo?

 ¿Proyectos? Seguir haciendo felices a todas las parejas que nos elijan para captar los recuerdos de su boda.

 ¡Gracias, Fátima! Os dejamos con una muestra de su fantástico trabajo. ¡Feliz fin de semana!