Archivos para las entradas con etiqueta: libros

O, más bien, de dónde guardarlos. Hace un par de semanas os enseñé en Instagram la mini estantería en la que, aún no sé bien cómo, había conseguido embutir unos 120 libros…

el sofá amarillo estanterías grandes (12)

Y el lunes os enseñé el último pedido de La casa del libro que acababa de llegar y que, excuso decir, no sé dónde voy a meter.

el sofá amarillo estanterías grandes (11)

Ya me he acostumbrado a mi nueva minicasa y la verdad es que me encanta y estoy muy a gusto. No echo de menos ni la cocina separada ni la bañera ni el vestidor. Solo tengo una espinita, que la tengo desde hace años, y no sé cuándo se podrá hacer realidad.

No quiero una biblioteca, no quiero tener los libros encerrados en una habitación sin vida en la que casi nadie entra. Lo que quiero es un gran salón donde poner una estantería enooooorme, en la que los libros convivan con las pelis, con las cenas de amigos y con los juguetes. Lo que yo quiero… es esto:

el sofá amarillo estanterías grandes (10) el sofá amarillo estanterías grandes (5) el sofá amarillo estanterías grandes (4) el sofá amarillo estanterías grandes (9) el sofá amarillo estanterías grandes (6) el sofá amarillo estanterías grandes (2) el sofá amarillo estanterías grandes (3) el sofá amarillo estanterías grandes (7) el sofá amarillo estanterías grandes (8)Todas estas fotos, y algunas más, están en mi carpeta de Pinterest Mi casa / Home Style

¿Es mucho pedir? La estantería en sí no es mucho pedir, pero el salón tiene que ser bastante grande para que no resulte un poco claustrofóbico. Y una cosa tengo clara, hasta que no tenga una casa estable (no digo para siempre, pero estable) no pienso ponerme a reunir los libros que tengo desperdigados entre la casa de mi madre, la de mi abuela y las cajas en trasteros varios. Porque otra mudanza, con todo eso, sí que puede ser un infierno. :)

Dadme envidia, ¿tenéis un supersalón con superlibrería? ¿Alguna idea de cómo amontonar más libros en mi minicasa?

¡Un beso enorme y feliz miércoles!

Indara

Anuncios

¡Feliz San Jordi! Yo aunque soy de Lugo ya sabéis que lo celebro todo, y más si es una fiesta tan buena como esta. Creo que ya os conté que un libro es de los mejores regalos que pueden hacerme, siempre que elabore yo la lista primero. No es que sea tan especialita, pero esta tendencia de regalar a las chicas literatura ligera (por llamarla de alguna forma no despectiva) me mata. Sí, Marian Keyes, te estoy mirando a ti.

Puede que en un momento de debilidad, de agotamiento psicológico, te pilles en un renuncio y acabes comprando un Sushi para principiantes o un Maggie ve la luz (tengo los dos, por supuesto). Pero que alguien te lo regale significa, básicamente: “he pensado durante horas qué regalarte, he entrado en una librería y entre todas las obras maestras de la literatura universal he decidido que lo que mejor te va es un libro sobre chicas en California con importantes problemas de autoestima que van de compras, toman cócteles y buscan desesperadamente a un tío que las quiera”. Esto, amigas, es ofensivo.

Así que hoy he decidido dejaros una lista muy particular de libros de todo tipo que me han gustado especialmente a lo largo de los años y que a mí me parecen un regalo estupendo, para ellos y para ellas.

Si a tu agasajado le encanta el mundo de la física o la ciencia ficción, La física de lo imposible es tu libro. Es perfecto incluso para personas de letras puras purísimas como yo, pero con curiosidad por saber un poco más sobre la antimateria y los agujeros de gusano. Es divulgación así que está todo explicado de forma fácil y superamena pero no por ello con menor rigor científico. Michio Kaku analiza las pelis de ciencia ficción y explica si algún día podremos teletransportarnos, hacernos invisibles o viajar en el tiempo. Suena friki pero está genial. :)

Si a tu agasajado le mola el misterio y los asesinatos, hay tres sagas de novela negra que a Iván y a mí nos encantan. De España, es imprescindible Manuel Vázquez Montalbán y su detective Pepe Carvalho. A mí además me chifla ese punto gastronómico que le pone a todas sus novelas y hace que acabes salibando por una fideuá entre asesinato y asesinato. Otra saga imprescindible es la de Andrea Camilleri y su comisario Montalbano, también con sus toques gastro pero esta vez en Sicilia. Y por último, en novela policíaca nórdica, que estaba tan de moda hace un par de años y de la que aún no nos hemos desenganchado, no puedes dejar escapar a Henning Mankell y su melancólico inspector Wallander.

Si tu agasajado es amante de la historia y las palabras, Parentescos insólitos del lenguaje le va a encantar. No hace falta ser un friki de la lingüística para sentir curiosidad por el origen etimológico de las palabras. ¿Por qué paella nace de penique, y por qué bacilo e imbécil tienen un origen común? Ya sé que aquí mi vida paralela como traductora sale a reducir, pero es que Fernando Navarro es casi un dios para los que trabaja(ba)mos con las palabras.

Hay libros con los que te topas por casualidad y su título o su portada te cautivan y te los tienes que llevar sí o sí. A veces aciertas y a veces no. Esto me pasó con La elegancia del erizo y, hace poco, con La insólita amargura del pastel de limón. El primero es, en una palabra, maravilloso. Lo acabas con pena porque sabes que vas a tardar en encontrar otro libro tan fascinante. El segundo está bien, es entretenido, pero te deja una sensación extraña y agridulce. No es nada del otro mundo, pero si lo pongo en esta lista es porque es tan raro que necesito comentarlo con alguien!

Y ya para terminar, si os queréis partir de risa, uno de los libros más divertidos que he leído nunca: Mi tía y yo, de Patrick Dennis. Es un libro casi “de chicas”, pero escrito por un hombre, con una calidad estupenda y publicado en 1955, así que ya tiene sus años. El protagonista se queda huérfano con diez años y se va a vivir con tu tía Mame, una neoyorkina millonaria, de espíritu libre, glamourosa, divertida, culta y excéntrica. Os va a chiflar. :)

Ya veis que os dejo un poco de todo, divulgación, novela negra, ensayo lingüístico, ficción y comedia. Yo creo en general me lo trago todo excepto la autoayuda y a Federico Moccia. :) Tengo en la mesilla Libertad, me lo han recomendado muchísimo pero es tan tocho que me da pereza de la muerte. Si me recomendáis algún libro estupendo tengo excusa para aplazarlo un mes más!

Un beso enorme y feliz lunes de San Jordi,

Indara

Si os gustan las bodas, las fiestas y las peripecias de esta wedding planner en Galicia, podéis seguirnos también en Facebook, Twitter, Bloglovin y Pinterest. :)

United with love

Ya dos personas diferentes me han preguntado por qué, con todo lo que yo leo, aún no había escrito ningún post sobre libros. Aunque leía más antes de que empezase la aventura de El sofá amarillo, me encantan los libros, devoro todo lo que cae en mis manos y disfruto con los viajes largos porque sé que puedo acurrucarme en el asiento y leer drurante horas sin interrupción.

Intento no perder de vista que este es el blog de El sofá amarillo, no un blog sobre mi vida, ¡y bastanteme me disperso ya con las cosas que os cuento! Aunque siempre podemos adaptarlo y hacer una sección tipo Libros para tu luna de miel. :)

El caso es que leer es algo que nos define mucho a Iván y a mí, y de cara a una posible sesión de fotos, una librería sería un escenario totalmente perfecto y totalmente nosotros.

Fotos de Project Wedding.
Fotos de Grey Likes Weddings.

Fotos de Lauren Fair.
Fotos de Chelsea Nicole Blog.

Cuanto más miro las fotos más me apetece. Y si fuese en la librería Lello e Irmao de Oporto ya sería un sueño. Me fascina ese lugar y su maravillosa escalera central.

¡Un beso enorme y feliz martes!

Indara