Archivos para las entradas con etiqueta: mesa de dulces

¿Os acordáis de las barras de helados de las que os hablamos hace unos meses? La idea era que cada invitado personalizara su helado a su gusto, con diferentes siropes y coberturas. Pues hoy os traemos la misma idea, pero aplicada al otoño y con cupcakes, de la mano de Enjoy cupcakes. Darle un pequeño aire otoñal a cualquier celebración es bastante sencillo, con flores amarillas y naranjas, piñas, castañas, hojas secas y un par de calabazas.

La idea es muy simple. Solo tenemos que aplicar un poco de frosting en forma de aro encima de cada cupcake para que se pueda rellenar con salsas y siropes de diferentes sabores. Si los siropes de frutas no son lo vuestro, mermelada, miel, caramelo o chocolate caliente son vuestras opciones. Mmm, y con lemon curd puede estar buenísimo también.

Y una vez relleno el huequito, podemos añadirle los complementos que queramos, pequeñas frutas como moras o frambuesas, trocitos de fresa o plátano, virutas de chocolate, coco rallado, minioreos, frutos secos troceados…

¡Y listo! Deliciosos cupcakes al gusto de consumidor. A muchos de mis amigos no les gustan estos pasteles porque el frosting se les hace muy empalagoso, así que esta opción puede ser perfecta. Y además, todo lo que implique guarrear con la comida es mucho más divertido.

¡Un besito y feliz miércoles! Y, para los de Lugo, ¡feliz San Froilán! :)

Indara

Hoy continuamos con los detalles de la preciosa boda que empezamos a enseñaros ayer. ¿Dónde nos habíamos quedado? Creo que es el turno de las mesas de la cena. La decoración, fabulosa, estaba compuesta por elementos muy simples pero abundantes. Caminos de mesa de lino, velas flotantes, libros en colores claros, rollos de papel y flores colocadas en botellas de agua. Las sillas de los novios de diferenciaron de las demás con jirones de tela anudados al respaldo. Las velas y las pequeñas luces blancas ayudaron a crear un ambiente mágico al anochecer.

A la hora del postre, la tarta y la mesa de dulces fueron las protagonistas. Como os contamos ayer, la tarta, compuesta por capas en diferentes tonos de rosa, se diseñó inspirada en el vestido de la novia. La mesa estaba presidida por varias fotos enmarcadas de las bodas de sus padres. Para la presentación de los dulces se eligieron piezas de loza blanca que acentuaban el aspecto hogareño. Y, además de los cupcakes, los novios quisieron incluir sus dulces asiáticos favoritos para que los invitados se los llevaran a casa.

En otra mesa, y utilizando los mismos elementos estéticos que en el resto de la boda, se colocó el libro de firmas para que los invitados pudieran dejar mensajes de felicidad a la pareja. Nota mental: ¡quiero esa lámina rosa!

Y, ya para terminar, se habilitaron diferentes espacios para la fiesta, como un fotomatón, una pista de baile y una zona de descanso.

Y esto es todo. La verdad es que el trabajo de la wedding planner fue impecable y consiguió reflejar perfectamente la personalidad y estilo de vida de los novios. Fue una boda única, porque solo podía ser suya. Y eso es lo importante. :)

¡Un besito y feliz fin de semana a todos!

Aún estamos a mediados de abril pero parece que el calorcito ha llegado para quedarse. No sé vosotros, pero yo me paso todo el verano deseando que sea Navidad para comer turrón y todo el invierno deseando que sea verano para comer helados. Pensando en los helados, El sofá amarillo os propone una idea muy divertida y refrescante para incluir en vuestras bodas o en cualquier celebración: una barra de helados con infinidad de toppings, fruta fresca y siropes para elegir y que vuestros invitados se monten su helado preferido. Podéis incluirlo ya en el aperitivo, en el baile o, si hace mucho calor, directamente sustituyendo el postre.

Esta primera opción la hemos encontrado en 100 layer cake y es perfecta para una pequeña celebración en casa. ¿Qué os parece la gran pizarra caligrafiada?

Esta otra opción nos parece perfecta para una boda o un cumpleaños. La hemos encontrado en Eat drink chic. Nos encantan los pequeños merengues y los vasos de helado personalizados. En rosa es muy dulce, pero puede utilizarse cualquier color, siguiendo la paleta cromática elegida para la celebración.

Esta última opción la hemos encontrado en Polkadot Prints. Está pensada para un baby shower pero también sería perfecta para los primeros cumpleaños. Tiene un aire más infantil, con colores pastel y golosinas. Nos encantan las cucharitas de madera.

¿Con cuál de las tres os quedáis? A mí me están entrando unas ganas de helado de yogur con plátano y frambuesas naturales… Por cierto, no os olvidéis de que aún estáis a tiempo de participar en nuestro sorteo. Nos encantan todas vuestras respuestas.

¡Un besito y feliz fin de semana! :)