Archivos para las entradas con etiqueta: miteta

¿Os acordáis de que hace unos meses os conté aquí que mi amiga Candela y su amiga Sara se traían entre manos un proyecto chulísimo del que aún no podía desvelar nada? ¿Os acordáis de la tarde tan estupenda que me pasé aprendiendo a estampar con serigrafía y de mi posavasos de edición exclusiva miteta?

Pues por fin, despues de un año de duro trabajo, de horas con el plan de empresa, de volverse locas con los proveedres, de bocetos y más bocetos, de pruebas, de viajes, de fotos y de muestrarios y más muestrarios, ya podemos decir que…

¡Sí, sí, sí, miteta ya está aquí!

Estamos todos más felices que si la empresa fuera nuestra, jajajajaja. Y, como todos imaginábamos, desde el momento de su lanzamiento ha sido un pelotazo. Os dejo con sus palabras, que son toda una declaración de intenciones:

miteta es diversión, alegría y humor. miteta es un mundo algo absurdo y sin vergüenza, lleno de descaro, imaginación y, sobretodo, creatividad. miteta está fuera de lo corriente y de la corriente. miteta es vivir sin miedo, disfrutar del día como si fuera el último y rodearte de la gente y las cosas que te hacen sonreír. Bajo este precepto hemos creado la primera colección: lleva tiempo llegar a ser joven.

miteta crea piezas artísticas únicas que son el alma de las colecciones y a partir de ellas diseña productos creativos y originales: ropa, complementos, bisutería, papelería, productos para la casa… y un sin fin de cosas que están por venir!

 

¿No es genial? De momento han sacado pocos productos para ir tanteando y ver qué acogida tienen. Quería enseñaros mis favoritísimos, pero me cuesta un montón elegir, así que ahí van algunos que me tienen loca. De verdad que la colección de viejitos no me puede chiflar más!

Los tirantes de Adolfo

Adolfo, barrigón, el mejor fotógrafo de su época… Es que además las historias que acompañan a cada producto son geniales, hacen que les cojas cariño a cada uno de los viejitos.

Este es mi gran favorito, de hecho fue mi primera compra y ya los tengo en casa. ¡Se acabó tener el cuello destrozado por el peso de la cámara! Te pones los tirantes y el peso se distribuye por toda la espalda, no me digáis que no es genial. Yo cada vez que salgo con ellos a la calle la gente alucina, jajajajaja. Y siempre hay alguien que me pregunta dónde los he comprado!

El marcapáginas de Ramiro

Otro de mis favoritísimos, que también tengo en casa. La verdad es que este me pone un nudito en la garganta porque me recuerda mucho a mi abuelo Tino, en la cara y en la descripción.

Amigo de sus amigos, dedicado a su familia y trabajador incansable, Ramiro fue un hombre muy querido. Sin embargo, su elegancia es lo que todo el mundo recuerda.

Por supuesto, siempre acompañado de su querida Margarita. ¡Margarita y Ramiro, Ramiro y Margarita, inseparables y siempre tan elegantes!

Las joyas

Otra cosa que chifla de miteta son las joyas ¡algunas de oro de ley! que producen.

Y con esto me ha pasado una cosa muy curiosa, y es que mis favoritos al principio cambiaron un montón a medida que iba leyendo las historias de los persoajes.

Mi superfavorito sigue siendo el broche de Los calzoncillos de Matías. Su mujer María lucía picardías. Pero Matías nada más que unos viejos calzoncillos tenía. ¡Me parto, no veo el momento de llevar sus calzoncillos en la solapa!

Pero hay otro, El collar de Urraca, que al principio ni fu ni fa y con la historia pasó a ser uno de mis números uno, jajajaja. Porque Urraca era fea, pero siempre fue un flamenco a los ojos de su amor. ¡Yo también quiero ser un flamenco!

Pero hace menos de una semana hizo su aparición una nueva prenda que compite con los tirantes por mi adoracion absoluta: la chaqueta de Antonio.

¿No son una pasada? Es una americana, pero como si estuviera puesta del revés. Dice Candela que lo que más le molaba de las americanas es lo bien hechas que están por dentro, con sus bolsillitos y sus ribetes, así que decidieron ponerlos por fuera!

¿Qué os parece? Estos son solo mis cuatro favoritos, pero hay un montón de cosas más. Pasaos por su tienda online y dedicad unos minutos a leer las pequeñas historias de cada protagonista porque seguro que más de una os llegará al corazón. Todos los dibujos e ilustraciones están hechos por ellas, y todo está hecho a mano, pero con acabados excelentes. Que ahora parece que hay que relacionar lo hecho a mano con acabados cutrillos e imperfectos. ¡De eso rien!

Por supuesto, tienen blog, facebook, twitter y pinterest, ¡así que desinformados de las novedades no vais a estar! Miradlo todo muy muy bien porque dentro de nada tendremos supersorteo miteta y tenéis que decirme qué os apetece que miteta os regale!!!

Bueno, contadme, ¿qué os parece esta nueva súper-mini-empresa? Yo, como siempre, admiro tanto, tantísimo a la gente que se lo curra tanto y que se vuelca en su sueño en estos momentos de mierda crisis que solo puedo sentir admiración hacia ellas.

¡Larga vida a miteta! :)

Un beso gigante y feliz jueves

Indara

Quiero hablaros de miteta, pero aún no puedo. Muero por contaros todos los detalles de este proyecto increíble de mi amiga Candela, pero aún falta un poquito.

EDITO: ¡Ya sí puedo, podéis verlo aquí!

Candela es una de mis mejores amigas, es lista, es divertida, es increíblemente creativa y es emprendedora. Nos volvemos locas mutuamente con declaraciones trimestrales del IVA, registro de marcas y cursos y seminarios… pero es una maravilla tener a alguien tan cercano que entiende tan bien el follón en el que te has metido, porque es el mismo que el suyo.

Ya sabéis que hace dos semanas me fui a Barcelona al curso de flores de Bornay, ya sabéis que tenía muchos recados que hacer, ya sabéis que me puse fatal de la muerte con fiebre (¡37.5 en mí es una barbaridad, qué pasa!) y que no me moví de casa de mis amigos. Pues una cosa que hice en casa de Candela, además de preparar cócteles inventados, fue aprender serigrafía. Yo había oído mil veces hablar de ella pero no tenía ni idea en qué consistía realmente, y como me encantó verlo y sé que vosotros también sois igual de curiosos, le hice fotos para poder enseñároslo. Os lo cuento, pero no esperéis tecnicismos porque no me quedé con ellos. :)

Lo primero que necesitamos es una pantalla serigráfica, que es básicamente una malla que deja pasar la tinta, sujeta muy tirante a un marco de madera. A esta malla se le echa una emulsión impermeable que no deja pasar la pintura en las partes que no queremos que haya dibujo. Si os fijáis, la silueta de las tetitas está formada por miniagujeros por los que pasa la tinta. Por la parte oscura no pasa.

Luego necesitamos pintura de serigrafía y una racleta para arrastrar la pintura sobre la malla. Nosotras queríamos estampar unas cintas elásticas, así que elegimos una estrechita.

Y nada, ponemos la cinta elástica debajo del marco, pegote de pintura, arrastramos y ¡tachán!

Pero yo quería más y más, quería hacer algo que pudiese llevarme fácilmente en el avión, así que le di un poco el coñazo hasta que encontramos un posavasos de corcho, elegí el logo más grande y…

¡Posavasos exclusivo de miteta! Si se decide a producirlos, yo seré la orgullosa poseedora del primero. Y vosotros habréis sido los primeritos en verlo, jajaja.

Ya solo el nombre de miteta es genial, y el estampado de tetitas me chifla, me parece dulce, divertido e irreverente. Sus productos de diseño lo van a petar en cuanto salgan a la venta, eso lo tenemos claro. :)

¿Qué os parece esto de la serigrafía? ¿Ya sabíais cómo funcionaba? Apetece liarse la manta a la cabeza y montar un taller en casa, ¿verdad?

¡Un beso gigante y feliz martes de Carnaval!

Indara