Archivos para las entradas con etiqueta: nuestros trabajos

El lunes pasado os enseñé las invitaciones tan chulas que habían hecho los Wonder para Berta y Joni, y hoy os cuento ya un poco más de la boda.

Después de muchos meses de preparativos, llegó la semana de la boda. Nos fuimos ya para Salamanca el jueves para terminar in situ las últimas tareas, comprar los productos frescos como las fresas y frambuesas de la limonada y algunas plantitas que necesitábamos para darle a boda el toque final. El viernes fue un día duro de montaje paro satisfactorio porque lo dejamos casi todo listo, y con la tranquilidad del deber cumplido nos duchamos y corrimos a la fiesta de preboda. Solo tengo una foto de la fiesta que ya puse en instagram, está borrosa y oscura pero me encanta porque se nota que las dos estábamos FELICES. :)

SAMSUNG

Llegó el día y llegó la romería. Y con la romería un viento huracanado que amenazaba con tirar toda la decoración al suelo a cada minuto. Pero eso lo sabía yo. Berta y Joni estaban de peluquería y vistiéndose tranquilamente. Todas las fotos, chulísimas, son de Marcos Sánchez. Un crack.

el sofa amarillo boda Berta y Joni (7) el sofa amarillo boda Berta y Joni (6) el sofa amarillo boda Berta y Joni (8) el sofa amarillo boda Berta y Joni (9) el sofa amarillo boda Berta y Joni (10) el sofa amarillo boda Berta y Joni (11) el sofa amarillo boda Berta y Joni (12) el sofa amarillo boda Berta y Joni (13) el sofa amarillo boda Berta y Joni (14)

El sofa amarillo Berta y Joni (52) El sofa amarillo Berta y Joni (53) El sofa amarillo Berta y Joni (54) El sofa amarillo Berta y Joni (55) El sofa amarillo Berta y Joni (56)

Berta guapísima con un vestido maravilloso de Helena Mareque en crepe de seda, tul y encajes antiguos, tocado de Lia Terni y zapatos de Magrit Couture. El ramo, chulísimo, de Elisabeth Blumen. Y nuestro Joni Kortajarena hecho un pincel con traje y camisa a medida de Ermenegildo Zegna y zapatos Bally.

el sofa amarillo boda Berta y Joni (17) el sofa amarillo boda Berta y Joni (16) el sofa amarillo boda Berta y Joni (18) el sofa amarillo boda Berta y Joni (19) el sofa amarillo boda Berta y Joni (20) el sofa amarillo boda Berta y Joni (21) el sofa amarillo boda Berta y Joni (22) el sofa amarillo boda Berta y Joni (15) el sofa amarillo boda Berta y Joni (1) el sofa amarillo boda Berta y Joni (3) el sofa amarillo boda Berta y Joni (2) el sofa amarillo boda Berta y Joni (4) el sofa amarillo boda Berta y Joni (5)El sofa amarillo Berta y Joni (57) El sofa amarillo Berta y Joni (59) El sofa amarillo Berta y Joni (60) El sofa amarillo Berta y Joni (50) El sofa amarillo Berta y Joni (51)

Y yo, mientras tanto, en la finca luchando contra el vendaval. Normalmente, a no ser que la novia me lo pida por algún motivo, prefiero no estar con ella durante sus preparativos. Me parece un momento tan especial, tan íntimo y familiar, con su madre, sus hermanos, sus amigas más queridas… Son momentos para atesorar, para liberar emociones, para reírte como una loca o llorar o gritar, según por dónde te dé. Tengo una novia que ni siquiera quiso a los fotógrafos, y la verdad es que me parece estupendo. Y por ese mismo motivo no corro detrás de ellas colocándoles la cola, pero de eso ya hablaremos. :) Los invitados iban llegando…

el sofa amarillo boda Berta y Joni (70) el sofa amarillo boda Berta y Joni (71) el sofa amarillo boda Berta y Joni (72) el sofa amarillo boda Berta y Joni (74) el sofa amarillo boda Berta y Joni (76)

el sofa amarillo boda Berta y Joni (118)

Nada más llegar, se encontraban con esta señal de madera que habían cortado y pintado el padre y el hermano de Berta. La rodeamos de cosas bonitas (llenas de piedras, ejem) y recuerdos personales de la novia, y atamos la señal con sedal invisible porque yo veía que iba a salir volando y matar a alguien. :) Quisimos crear un rinconcito romántico y delicado que sugiriese lo que los invitados se iban a encontrar detrás del muro.

el sofa amarillo boda berta y joni (25) el sofa amarillo boda berta y joni (26) el sofa amarillo boda berta y joni (27)

Y una vez dentro, la mejor recepción posible para los invitados: nuestra ya mítica limonada del dispensador bonito, como dicen mis novias. Fresquita y muy rosa, acompañada por unas fresas para endulzar la espera de los más puntuales. A más de una le sentó fenomenal porque con tantos nervios llegó muerta de sed. ¿Verdad, Sari? :) La verdad es que las vistas desde la finca a la dehesa salmantina eran maravillosas, aquí podéis verlas.

BODA_Berta&Joni_MSF-165 BODA_Berta&Joni_MSF-167 BODA_Berta&Joni_MSF-177 BODA_Berta&Joni_MSF-169 BODA_Berta&Joni_MSF-170 BODA_Berta&Joni_MSF-168 BODA_Berta&Joni_MSF-175

Y por último la ceremonia. Esperamos hasta el último segundo, pendientes del viento y consultando compulsivamente internet, pero no iba a amainar en todo el día así que tomamos la decisión de trasladar la boda desde el césped a una zona más baja y recogida, bajo una preciosa pérgola de madera.

el sofa amarillo boda Berta y Joni (75) el sofa amarillo boda Berta y Joni (77) el sofa amarillo boda Berta y Joni (78) el sofa amarillo boda Berta y Joni (79) el sofa amarillo boda Berta y Joni (81) el sofa amarillo boda Berta y Joni (82) el sofa amarillo boda Berta y Joni (83)

La decoración, con una mesa antigua de madera y flores románticas en diferentes recipientes, de Elisabeth Blumen (¡qué mano tiene esta chica para las flores!), y el toque perfecto para los peques, una manta en el suelo llena de cojines para que estuviesen a gusto toda la ceremonia. Ya veis que no son muchas cosas, pero el entorno hacía todo lo demás.

el sofa amarillo boda Berta y Joni (66) el sofa amarillo boda Berta y Joni (65) el sofa amarillo boda Berta y Joni (67) el sofa amarillo boda Berta y Joni (68) el sofa amarillo boda Berta y Joni (69) el sofa amarillo boda Berta y Joni (95) el sofa amarillo boda Berta y Joni (94) el sofa amarillo boda Berta y Joni (91) el sofa amarillo boda Berta y Joni (92)

Y, ya para terminar por hoy (que llevamos un porrón de fotos), la ceremonia, preciosa y muy emotiva, con lecturas de varios familiares y llena de palabras bonitas y sentimientos a flor de piel.

el sofa amarillo boda Berta y Joni (84) el sofa amarillo boda Berta y Joni (86) el sofa amarillo boda Berta y Joni (85) el sofa amarillo boda Berta y Joni (89) el sofa amarillo boda Berta y Joni (90) el sofa amarillo boda Berta y Joni (98) el sofa amarillo boda Berta y Joni (97) el sofa amarillo boda Berta y Joni (96) el sofa amarillo boda Berta y Joni (100) el sofa amarillo boda Berta y Joni (101) el sofa amarillo boda Berta y Joni (102) el sofa amarillo boda Berta y Joni (103) el sofa amarillo boda Berta y Joni (105) el sofa amarillo boda Berta y Joni (106) el sofa amarillo boda Berta y Joni (107) el sofa amarillo boda Berta y Joni (108) el sofa amarillo boda Berta y Joni (109) el sofa amarillo boda Berta y Joni (110) el sofa amarillo boda Berta y Joni (111) el sofa amarillo boda Berta y Joni (112) el sofa amarillo boda Berta y Joni (113) el sofa amarillo boda Berta y Joni (114) el sofa amarillo boda Berta y Joni (115) el sofa amarillo boda Berta y Joni (116) el sofa amarillo boda Berta y Joni (117)

¿No estaban requeteguapos? Me gustan tanto, tanto estas fotos, y estaban tan felices… El próximo lunes os cuento lo que falta. No lo quiero alargar hasta el infinito, ¡pero estoy sufriendo para elegir las imágenes!

Ah, y os recuerdo que aún podéis participar en el sorteo de un ramo precioso de Interflora para alegrar vuestra mesa estas Navidad o enviar a esa personita especial que está lejos. :)

¡Un beso enorme y feliz lunes!

Indara

Pues por fin llegamos al final de la boda de Lilia y Roberto. Prometo que cuando empecé a escribir el post no tenía ninguna intención de alargarlo tres días, pero son tantas fotos y tantas cosas que no he sabido qué poner ni qué quitar. Fue todo tan divertido y tan entrañable que cada foto me traía un recuerdo y no podía borrarla, así que ya veis el tochamen de resultado.

Ayer nos quedamos en la comida, y hoy os presento el postre. Y obligatoriamente aquí os tengo que hablar de Tartas y dulces de Bea porque madre mía qué manos tiene esta chica.

¿Que por qué lo sé? ¡Porque era todo sin gluten! Y yo que vivo en primera persona el coñazo de las masas que no ligan y las texturas secas y harinosas, no pude ser más feliz. Todo delicioso, todo precioso y sobre todo, todo muy original: dulces con pistacho, calabaza, manzana, té verde…  Las etiquetas retro de hoteles de la tarta eran geniales y, además, colgamos del techo un avión antiguo con una frase con un significado muy especial para ellos.

Ya bien comidos, era el momento de disfrutar del pequeño fotomatón viajero que colocamos en un rincón. El baúl gigante era precioso, y en él colgamos las fotos que se hicieron los invitados cuando recibieron la maletita de la invitación. ¡Todos con los tirantes, el collar y las copitas de champán!

Pero no hay boda sin baile, ni años 20 sin charlestón. Los novios se marcaron un baile genial que llevaban muchos días practicando y dejaron a todo el mundo con la boda abierta.


Tanto gustó… ¡que tuvieron que enseñarles la coreografía a todos!

Y así, felices y bailando, dejamos este post y esta boda que será para siempre una de las más especiales. Nos encargamos de todo, desde el primer tenedor a la última flor, y supuso todo un reto para nosotros. Y aunque estas fotos caseras no son una obra maestra, creo que reflejan muy bien el cariño que todos pusimos en cada momento, nosotros, los novios y sus fantásticos invitados.

Pero no valen nostalgias, ahora hay que centrarse en las nuevas bodas, en los novios nuevos y en  las nuevas aventuras, que seguro que serán tan geniales como esta.

Estos días he recibido un porroncísimo de emails. Y como todos me decís que os encanta el blog, os pre-respondo desde aquí. :) Dadme unos días, un pelinín de paciencia. Hoy me voy para Madrid a preparar para este sábado la última boda de la temporada y después, tarde, tarde, me pasaré veloz por Segovia a darle un besito a mi querida Paula. El lunes prometo ponerme al día con el correo.

¡Un beso enorme, feliz fin de semana y a bailar!

Indara

 

 

 

¡Hola a todos! Antes de seguir con la boda de Lilia y Roberto, quería daros las gracias por el mogollón de comentarios, tweets y visitas de ayer. Estoy feliz de que os guste el trabajo y os agradezco muchísimo vuestros comentarios, siempre tan alentadores y cariñosos.

Y ahora sí, os sigo enseñando todos los detalles de la boda. Compramos un montón de pomperos y, como preveíamos calor, pensamos que unos parasoles serían útiles para los invitados. Así que, en un riconcito…

Una vez terminada la ceremonia, preparamos un aperitivo muy campestre y ligerito: limonada con frambuesas, cubos de zinc con refrescos, muffins de arándanos, piruletas de tarta de manzana y frutas silvestres. Casi como un pícnic… pero encima de una mesa. :)

Una horita después empezó la comida. Querían algo sencillo e informal y, como además la novia es celíaca, eligieron un magnífico catering de Vigo que prepara delicias mexicanas sin gluten. Los invitados se rechupeteaban entre tacos, fajitas y margaritas.

Montamos una enorme mesa para treinta comensales con un camino de mesa hecho a medida de doce metros de largo en la espléndida terraza de la casa, con unas vistas alucinantes. Además, los novios realizan con frecuencia excursiones de operación, así que nos pareció una idea muy bonita y personal colocar una brújula en el plato de cada invitado a modo de marcasitios.

Mañana termino de enseñaros esta boda tan divertida y especial y, entre otras cosas, dos de mis elementos favoritos: la mesa de postres y el photocall. Muchas gracias de nuevo por vuestros comentarios. Quiero intentar responderos a todos, pero estoy ultimando todos los detalles de la boda de este finde, que es ya la última de la temporada.

Un beso muy grande y hasta mañana,

Indara

Todas estas fotos son propiedad de El sofá amarillo. Si las quieres utilizar mándamos antes un email para que podamos consultarlo con los novios. ¡Muchas gracias!