Archivos para las entradas con etiqueta: otoño

El otro día os dije que quería empezar una nueva sección ¡Ya es…! y aquí la tenemos. En verano hice lo mismo pero sin ser consciente de que se convertiría en una saga. :) Se trata, básicamente, de sacarte todo el provecho posible a las particularidades de cada estación. Vaya, una forma camuflada de intentar no odiar con todas mis fuerzas el invierno un año más.

Así que, después de ¡Ya es verano! y ¡Ya es verano! Cosas que me hacen feliz, llega ¡Ya es otoño! Cosas que me hacen feliz. En la edición de verano me chiflaron vuestros comentarios porque había un montón de cosas en las que no había pensado, así que ahora me pongo hasta nerviosa… ¡Voy!

Fuente

Los colores. Los de las hojas, los de la hierba, los del cielo y esa luz amarillita del sol que mola tanto.

Fuente

Los pijamas largos. Me encanta sacar los pijamas abrigaditos y cenar ya con ellos puestos, sin la más mínima intención de poner un pie en la calle.

Fuente

Comer granada. El mejor sustituto posible a la fruta de verano. Y desesperarme porque tardo mil años en pelarla. Y sí, he visto los vídeos de pela-una-granada-en-un-minuto. Y no, no funciona.

Sanearte el pelo. Ritual obligado en cuanto termina agosto. Y esa sensación de empezar una vida nueva porque te han cortado las puntas.

Fuente

Abrigarte sí pero no. De jerséy gordo pero sin abrigo. De bufanda pero sin guantes.

Fuente

Ver a la gente mojarse. Si algo bueno tiene ser freelance es la posibilidad de parapetarte en tu cueva una semana si hace falta mientras el resto del mundo vuela con el temporal. Es nuestro pequeño regalo por no tener cenas de empresa en Navidad.

Fuente

Las sopas. Aunque yo soy de la opinión de que nunca hace demasiado calor para una fabada, parece que con frío sienta aún mejor. Vivan las sopas. Y los caldos, y los cocidos y los potajes.

Fuente

Vacaciones sin estrés. Porque antes con la traducción y los picos de trabajo de verano, y ahora con las bodas y los requetepicos de trabajo en verano, desde hace mucho solo me puedo ir de vacaciones y poner la mente en blanco en otoño. Me quedan tres semanas. ¡Aleluya!

Copyright El sofá amarillo :)

Llevar a Jimena a la playa. Hay pocas cosas que más le gusten a mi gordi, y en verano está prohibido. No te preocupes princesa que nos resarciremos con creces.

Fuente

Los magostos. Si tuviera que elegir una, me quedaba con esta. Castañas like there is no tomorrow, vino, hogueras con los amigos y pintarte la cara con las brasas. Imposible plan mejor.

Fuente

El crunch crunch. No necesita explicación. Y esa necesidad imperiosa de revolcarte encima de un montón de hojas secas para notar el crunch crunch en todo su esplendor.

Pues estos son mis favoritos del otoño. ¿Hay unanimidad esta vez?

¡Un beso enorme y feliz fin de semana otoñal!

Indara

Anuncios

Ya tenemos un pie en diciembre, así que este va a ser el último post sobre bodas de otoño de la temporada. Pero no será una boda completa de las que me encanta enseñaros. Este post va de detalles. O sea, la media boda que te falta cuando crees que ya lo tienes todo. Me da un poco de pena cuando leo en algunos foros: «la iglesia, el restaurante, el vestido, el fotógrafo, los regalos para los invitados y el DJ, ¡ya lo tengo todo!». ¿Pero cómo que todo? ¡Si te has dejado lo divertido!

Y lo divertido es esto:

The Knok Weddings
 LuxeFinds

Hitched

Hatunot blog

Wedding cakes for you

Green Wedding Shoes

HeyLook

Style me Pretty

Paula Deen

Pinterest

Rustic and chic

Weddings Martha's vineyard

Stone Gable
 Inspired by this

Shop Ruche

Style me pretty

Style me pretty

Style Me Pretty

Style me Pretty

Style me Pretty

Style me pretty

Style me Pretty

Style me pretty
 Style Me Pretty
 Style me Pretty

Decorguide

Style me pretty

Simple Color

Pinterest
 Etsy

Emily Baker

Ruffled

Tengo que hacer posts más cortos porque os prometo que me duele la mano de poner tantos créditos. Pero es que no podía elegir. :) ¡Hasta el año que viene, otoño!

Un besote y feliz miércoles,

Indara

El otro día hablaba con una amiga de lo chulas que son las bodas en otoño. Decíamos que es una estación preciosa, de cambio, de transición. Los invitados han vuelto de las vacaciones, puedes conseguir los proveedores que quieres, la temperatura es más agradable y el sol consigue unos efectos geniales en las fotos.  Todo era perfecto, excepto una cosa: las calabazas. Me decía que a ver por qué estaba todo lleno de calabazas, que parecía que si no ponías calabazas o flores naranjas no era otoño. O vendimia. Calabazas y colores de vendimia por todas partes. Estaba indignada, y yo me moría de la risa. Le prometí que le haría un post especial de bodas de aire otoñal sin caer en los tópicos, y aquí está. Y no solo una inspiración, sino dos, y con un elemento poco recurrente: los metalizados.

La primera boda, en oro y verde. El verde pálido y natural del menaje y de las flores contrasta con el dorado de los candelabros y la fruta pintada, que le confiere aire glamouroso y teatral. Es una mezcla arriesgada con un efecto sorprendente.

En la segunda boda, igual de dulce aunque menos dramática, el color cobre de las botellas y del pelo de la novia se combina con un lavanda que aporta luz y frescura. La idea del buffet, esta vez de frutos secos, me parece fantástica.

¿Os quedáis con el glamour del dorado o con el rusticismo del cobre? Yo no sabría cuál elegir, porque cualquiera de los dos es capaz de transportarme a la puesta de sol de finales de octubre en las playas de Galicia.

¡Un besito y feliz miércoles! :)

Indara