Archivos para las entradas con etiqueta: protocolo

Ser una lady mola. Ya lo dijo un día Paula y nos dio unas pautas estratégicas de las que me declaro muy fan excepto por lo de los labios rojos que no me acabo de ver. Y reconozco que soy una ávida lectora y recopiladora de todo lo relativo a las buenas maneras, al buen recibir, al buen hacer.

Vale, aunque luego no lo aplique a menudo y me pase media vida en modo chandalero y coletero recluida en mi rincón. Aunque sepa usar doce cubiertos y acabe siempre comiendo un sándwich encima del teclado. Aunque a la hora de la verdad entre una copa de Chenin Blanc y un vaso de agua me apetezca siempre más el segundo. Aunque desde el baño se escuche a menudo un nada glamuroso papeeeeel a voz en grito. Vale, que sí. Pero la teoría, para poder saltársela, hay que sabérsela antes, y la felicidad de desplegar tus dotes de anfitriona aunque sea una vez al año es insuperable.

Y aunque parezca que es siempre más de lo mismo y uno acabe ya aburrido de los protocolos y la parafernalia y nuestro lado más macarra luche por salir de nuestro cuerpo cual demonio, siempre hay novedades y cosas bonitas que nos hacen sonreír. Si sois frikis como yo, os enseño tres de mis últimos hallazgos.

el sofa amarillo ser lady 2

Me chifla esta ilustración. Cosas que tiene que haber en la habitación de invitados para que nuestros huéspedes se sientan como en casa. Me lo guardo para cuando tenga habitación de invitados y no un sofá cama de Ikea para mis amigos. :) Aunque en el salón, excepto el maletero, creo que no les falta nada de eso, jajajaja.

el sofa amarillo ser lady 3¡Tenedores! Me fascinan, aunque Iván acabe muchas veces peleándose con mi bogavante porque yo me canso y me desespero.

el sofa amarillo ser lady

¡Y este libro! ¿No tiene pinta de joya? Me temo que más como libro curioso que como realmente práctico pero desde ya sé que tiene que tener un sitio en mi librería. Escrito por Walter Hoving, presidente de Tiffany’s en Nueva York y editado hace más de 50 años, ¡me lo pido ya!

¿Compartimos obsesión?

¡Qué tengáis un jueves deliciosamente educado! :)

Indara

¡Buenos días, bonituras! ¿Cómo han ido las vacas de Semana Santa? Las mías prometían ser tranquilas y muy productivas y han sido lo primero más que lo segundo, contractura de la muerte al canto, relajantes musculares, fisio y hasta collarín, un planazo. Me he pasado cinco días sentadita bastante quieta y con salidas mínimas y el ordenador vetado hasta el lunes, o sea, hasta hoy.

Tenía un montón de ideas geniales para enseñaros en Pascua pero ya no nos queda otra que guardar las conejitos y los huevos decorados en el cajón hasta el año que viene. Y como la fisio no me dijo nada del tablet y una es de culillo inquieto, en estos días le he dado un buen repaso a las ideas para todas nuestras bodas y fiestas de 2013. y, en concreto, a los protocolos, que es una de las cosas que más me gusta personalizar. El protocolo puede ser algo que pase inadvertido o puede molar millones, y casi siempre con poquito esfuerzo. Y buscando, buscando, me he topado en el blog Something Tourquoise con una de las mejores ideas que he visto en mucho tiempo.

¿Qué os parecería buscar vuestro nombre en una gran bandeja de bombones? ¡No se puede empezar una fiesta de forma mejor!

el sofa amarillo protocolo de bombones (1) el sofa amarillo protocolo de bombones (2) el sofa amarillo protocolo de bombones (3) el sofa amarillo protocolo de bombones (4) el sofa amarillo protocolo de bombones (5) el sofa amarillo protocolo de bombones (6) el sofa amarillo protocolo de bombones (7)

Yo creo que sería feliz inmediatamente si al llegar a una boda me ponen en la mano un vino blanco fresquito y un montón de bombones en los que rebuscar mi nombre y mi mesa. Eso sí, absténganse bodas de 200 invitados y celebraciones al aire libre a pleno sol. Todo lo apetecible que puede resultar en foto se convierte en gran fracaso en una mesa gigante llena de nombres con tenedores pinchados en una especie de nocilla templada. :)

¿Qué tal vuestros días de descanso? Espero que no hayáis tenido que cambiar las torrijas por paracetamoles y que estéis en plena forma para empezar abril, porque pasada la Semana Santa… ¡el verano está al caer! Oh yeah!!!

¡Un beso enorme y feliz lunes!

Indara