Archivos para las entradas con etiqueta: reflexiones

Ayer leí un post que me encantó, un post sensible, dulce, lleno de ternura y de palabras tan bonitas y tan sinceras que solo podían salir del alma. No era para menos, porque eran las palabras de una mamá a su hombrecito que acaba de cumplir cinco años.

Me la imaginé a ella, sentada en la mesa, delante del portátil, con esas gafas que le quedan tan bien y una sonrisa enorme eligiendo las fotos más bonitas y las palabras perfectas para dedicarle a su Franchiño.

el sofa amarillo maquinas de escribir (4)

Y entonces sentí que la quería mucho. Lo sentí muy fuerte y después me dio vergüenza. Porque yo a Isa no la he visto nunca. No la he visto ni nos hemos llamado ni hemos intercambiado larguísimos emails contándonos nuestra vida. Solo algunos comentarios en nuestros blogs y algunos tuits. Si incluso le debo una foto desde hace meses de un sorteo suyo que me tocó.

el sofa amarillo maquinas de escribir (8)

La quiero solo de leer su blog. De las cosas que nos cuenta, de cómo escribe, de cómo transmite lo que es. Al principio dije, bah es imposible, será afinidad, será empatía, será que me cae simpática. ¿Cómo vas a querer a alguien que no has visto en tu vida? Eso es muy friki, es muy de El diario de Patricia de pirados que se conocen en un chat y los llevan al programa.

el sofa amarillo maquinas de escribir (7)

Pues ayer leyendo su post sentí que la quería. Es una cosa rara y repentina que notas en el pecho, así de sopetón. Pero esta vez no me pilló de sorpresa porque ya me había pasado. Con Lucía Be y con Conchi, y hace muy poquito. Así que ya tenía identificada la sensación. Pero me sigue sorprendiendo y me sigue maravillando y me sigue intimidando.

el sofa amarillo maquinas de escribir (2)

Hay a mucha gente que he conocido gracias al blog a la que adoro y sin la que ya no me imagino mi vida. Ya son amigas y hemos compartido cenas, risas, alegrías, agobios y proyectos. Las quiero en persona y no veo diferencia entre conocerlas a través de un blog a hacerlo en el gimnasio o en el colegio.

el sofa amarillo maquinas de escribir (6)

Pero ni a Conchi, ni a Lucia ni a Isa las he visto nunca. No tengo ni una mirada ni una palabra en las que poder sustentar un poco mi cariño hacia ellas y hacerlo más real. Solo tengo lo que escriben y lo que comparten en sus blogs cada día, y ni siquiera lo escriben para mí.

¿Se puede querer en esas condiciones? Se puede. Y es raro y mola y me sigue dando vergüenza y precisamente por eso os lo cuento, mientas me pongo un poco roja. Hala, ahí va.

el sofa amarillo maquinas de escribir (1)Todas las fotos están aquí

Lo de que internet y las redes sociales han cambiado nuestra forma de comunicarnos es muy viejo ya, pero… ¿han cambiado también nuestra forma de querer?

Yo creo que sí, de una forma más amplia, más generosa y menos prejuiciosa. Porque queremos antes lo de dentro que lo de fuera, que muchas veces ni conocemos, y la primera impresión de alguien es un texto y no una marca de bolso. Y qué queréis que os diga, con tanta gente especial que me rodea estoy últimamente que me sale el amor a borbotones por las orejas. :)

¡Un beso enorme y feliz y amoroso miércoles!

Indara

Anuncios

No me gustan nada las rebajas. Nada. Y nunca entenderé por qué un vestido está un día en una percha perfectamente colocado y al día siguiente cuesta dos euros menos (porque las rebajas son así de ridículas) y está por el suelo de los probadores, arrugado y pisoteado. Estamos locos.

Reconozco que las tiendas online me facilitan la vida y no tengo la sensación tan de mercadillo. Pero en este caso, al ser compras más tranquilas y quizás meditadas,  siempre tengo el mismo proceso mental y las mismas conversaciones conmigo misma. Entro en la web Zara, veo un vestido. Costaba 29,99 y ahora está de superrebaja a 25,99. Me gusta y hay talla, milagro. Cuando le doy a la cestita de la compra, justo antes de pulsar el botón de comprar, me enfado y digo vaya mierda de rebajas, por 4 euros no merece la pena esperar. Para eso me compro un vestido caro con una rebaja decente y no esta porquería.

rebajas

Cancelo la compra y me voy a la web de Hoss Intropia. Veo un vestido maravilloso de 300 euros a 150. Y digo jo, esta sí que es una buena rebaja, me ahorro 150 euros y no 4. Selecciono talla, cesta de la compra y justo antes de pulsar el botón de comprar pienso, buf, pero aún así son 150 euros. Son 120 más que el de Zara, si ni me hace falta y me voy a cansar de él igual, para eso me compro uno barato que total…

Cancelo la compra y vuelvo a la web de Zara. O de Mango, o de Asos, da igual. Y otra vez hago lo mismo. Y vuelvo a Hoss Intropia, a Comptoir del Cotonniers, a Maje, a J. Crew… y así en bucle unas diez veces caro-barato-caro-barato hasta que me canso, se me hace tarde y me doy cuenta de que he perdido cinco horas de mi vida para no comprar nada.

Así que al final las compras acaban siendo escasas y muy de básicos. Os resumo mis adquisiciones de estas rebajas invierno 2012-2013. :)

Pantalones negros arregladitos para trabajar de Zara. Cambiar el pijama por ropa de verdad me está matando, jajajaja.

el sofa amarillo rebajas (1)

Estas slippers de bigotes de Zara. Vale, estas a lo mejor no son un básico básico pero no me pude resistir, son monísimas.

el sofa amarillo rebajas (3)

Vestido negro de Zara Kids. Gran descubrimiento y más barato. La talla 14 en general me vale toda. Al menos los vestidos.

el sofa amarillo rebajas (2)

Y otras slippers de tachuelas, esta vez de Asos. No son exactamente las de la foto pero muy parecidas.

el sofa amarillo rebajas (4)

Y ya está. Un poco negruno todo, ¿no? Con lo que me va el color. La verdad es que yo lo que necesitaba era un abrigo y no todo lo demás, pero fue imposible. ¿Qué tal las vuestras? ¿Algún superchollo que no me pueda perder? ¿Tenéis conversaciones de caro-barato con vosotras mismas o solo me pasa a mí? :)

¡Un beso enorme y feliz jueves!

Indara

Recordad que tenéis una semana para participar en el sorteo del felpudo molón, hasta el martes a medianoche. ¡Suerte!

Parece que cuando hay un cambio grande o un gran acontecimiento siempre me quedo sin palabras. Después de un viaje, cuando tengo que hablaros de una de nuestras bodas o, como hoy, el primer día del año… Las expectativas (más bien las auto expectativas) me aturullan y quiero decir tantas cosas que no me sale ninguna.  ¿Qué puedo contaros para dar el pistoletazo de salida de 2013?

Pues hoy he decidido que no quiero hablar de mí. Que bastantes “yo quiero”, “yo pienso”, “yo digo”, “yo hago” y “yo voy” tenéis todos los días. Hoy va de vosotros, para daros GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS una y otra vez. Si hay dos cosas por las que no puedo estar más agradecida a este loco mundo 2.0 es por mis novios, por mis lectores y por todos los amigos que he hecho.

el sofa amarillo abrazos (4)

Porque cada vez que recibo un mail de “Hola, me caso el año que viene y me chifla vuestro trabajo” se me pone la piel de gallina. Me acuerdo de la ilusión tan enorme con la que yo les escribía a mis proveedores, ese debate interno entre las ganas de contarles muchas cosas y la vergüenza de en realidad no me conocen de nada y van a pensar que estoy loca. En muchísimos de vuestros emails noto los mismos nervios y se me pone a mí también una cosilla en la barriga… GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS. Ya no solo por contar con nosotros, pero sobre todo por recordarnos cada vez la emoción del principio.

el sofa amarillo abrazos (3)

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS por todos los comentarios, likes, comparticiones, tweets, retweets y demás dospuntocereces. Los mensajes de los últimos días me han emocionado muchísimo, entre las palaras tan preciosas y mi natural sensibilidad ñoño-navideña, reconozco sin vergüenza que lloré dos veces.

Tengo la sensación de que vosotros me conocéis bien y yo no tanto, y me da muchísima rabia. No me gustan los blogs en los que uno habla y los demás escuchan, por eso me chifla cuando comentáis y me contáis qué habéis hecho o qué os parece esto y lo otro. Y por eso me encanta responderos. Es casi casi como teneros sentados en mi sofá tomando una Fanta.

el sofa amarillo abrazos (2)

Y a vosotros, queridos seguidores silenciosos, GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS. Porque yo sé que estáis, me lo dicen las estadísticas del blog, y que cada día sois más. Solo el hecho de que os paséis por aquí a leer mis tontuneces ya es un regalo, y me animáis a seguir intentando hacerlo mejor y mejor cada día. Quién sabe, a lo mejor una tarde os apuntáis a tomaros esa Fanta con nosotros. :)

el sofa amarillo abrazos (1)

Reconozco también que una es un poco pardilla y aún no se acaba de creer la repercusión de estas cosas. Y cuando hablan de nosotros en algún medio importante o nos invitan a un superevento se me sigue quedando cara de panoli. Así que también GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS todos los que, de algún modo u otro, confiáis en nosotros.

el sofa amarillo abrazos (5)

Todas las fotos vía nuestro Pinterest

Y con este despliegue emocionado de agradecimientos, enciendo los focos, pongo la música a tope, me aclaro la voz, me levanto el refajo y os doy la bienvenida a un año nuevo lleno de emociones al grito de:

Agradecidaaaaa y emocionadaaaaa, solamente puedo decir… ¡GRACIAS POR VENIR!

¡Un beso gigante y feliz y agradecido primer miércoles del año! :)

Indara