Archivos para las entradas con etiqueta: verano

Ayer os decía que tenemos que aprender a disfrutar de los placeres de cada día, y para mí lo mejor de esta época de finales de verano siempre ha sido y será ir a recoger moras. Y más este año que en Galicia ha  llegado el verano tardecito y están aún en pleno esplendor.

Pinterest

De pequeña tu abuela te daba un cubo y te insistía en que las llevaras a casa para lavarlas. Tú llegabas tres horas más tarde con los ojos vidriosos por el empacho, la boca morada y cinco o seis moras en el fondo del cubo para disimular, creyéndote una maga del despiste. “Había pocas, abu”.  Pero coger moras también tenía su parte mala: los pinchos. Y volver a casa con un dedo destrozado pero intentando disimular porque la tortura a la que te sometía tu madre con las pinzas o la aguja para sacarte el pincho era aún peor.

Hoy poco cambian las cosas. Me sigo comiendo las moras calentorras y llenas de polvo directamente de las zarza, me sigo pinchando y sigo lloriqueando al ver las pinzas. Solo que ahora las tengo que compartir con Jimena. Una para ella, una para mí. Pero tengo un propósito: no comérmelas todas. Me gustaría llegar a casa, lavarlas y hacer un pastel, o una mermelada o una limonada de moras o un helado o comérmelas con yogur… ¡algo!

1. Pinterest 2. Dreamy whites 3. Once upon a plate 4. Tumblr 5. Wishfulchef 6. Indulgy 7. Weheartit

Pero creo ya ni siquiera pido tanto. Me basta con que aguanten lo suficiente para hacerles unas fotos bonitas. A lo mejor es que ya he entrado en modo fotográfico obsesivo compulsivo, ¡pero no me digáis que no son la cosa más fotogénica del mundo!

1. Etsy 2. Desing Sponge 3. Pinterest

Eso sí, por experiencia os recomiendo no hacer jamás cubitos de hielo con ellas. Las frambuesas quedan ideales, la menta, el limón… pero las moras, no. La sensación es de que se te ha caído una mosca dentro del hielo y la has congelado sin querer. Repelús total, lo prometo.

Y ya está , tenemos plan para el finde. Al aire libre, disfrutando del último sol del verano, en plena naturaleza… ¡y gratis! ¿Se puede pedir más?

¡Un beso enorme y feliz miércoles!

Indara

Anuncios

¡Buenos díaaas!

Hoy es 31 de julio y pasan tres cosas importantes. Una, que os daré el resultado del sorteo de los chulísimos tirantes de miteta, que lo estáis deseando. Hay incluso quien ha intentado sobornarme con un jamón de Guijuelo, pero no he cedido a la presión. Aquí todo legal, pero si al agraciado le apetece enviarme igualmente un choricito de Cantimpalo, yo encantada. Calle Tabernas, 14, gracias.

Quiero daros las gracias de verdad por participar tanto y, sobre todo, por participar tan bien. Algunos comentarios me han emocionado y todo, y también a Candela, con vuestras elecciones de viejitos encantadores. Os habéis repasado la web de miteta de arriba abajo, yo por mí os enviaría unos tirantes a cada uno. Gracias por el empujón a esta nueva emprendedora, cuando miteta sea mundialmente famosa ya le pediremos cuentas… o una casa en Menorca. Y el ganador es…

¡Muchas felicidades, Lydia! Ya le paso tu correo a Candela para que te escriba. :)  ¡Y mándanos una foto con los tirantes!

Bueno, cambiamos de tercio y os cuento la cosa importante número dos. ¡Que hoy es nuestro segundo aniversario de boda! A estas horas estaba yo durmiendo a pierna suelta después de la fiesta preboda + serenata bajo la ventana de la noche anterior. Creo que nunca os he puesto una foto de la preboda, pero si os queréis reír, os dejo con nuestras caras de emoción-ansia-viva-no-sé-dónde-meterme al ver el regalo de mis amigos. El regalo, ejemmmm, tragamos saliva, lo podéis leer aquí. :) ¡Te quiero, amoriño! A ver si este año entro en el vestido…

Y la tercera noticia importante, es que el blog se va de vacaciones todo el mes de agosto. Aunque yo seguiré dando un poco la lata en Facebook y Twitter. La intención, además de descansar, es preparar cosas, hacer algunos cambios, buscar nuevas ideas… curso escolar nuevo, vida nueva. Aunque todos sabéis, y yo también, que el 1 de septiembre a las 5 de la mañana estaré dando vueltas por la casa pensando qué contaros hoy.

Hace poco me dijeron que mi caotismo bloguero se ha ido convirtiendo en estos meses en regularidad suiza bloguera. A horas intempestivas, sí, pero siempre las mismas. :) No se consuela el que no quiere.

De todas formas, antes de deciros ¡hasta septiembre! mañana os enseñaré lo mejor de estos meses de bodas. Me lo estáis pidiendo siempre y ya he empezado a recibir algunas fotos, así que hasta mañana, ¡¡¡¡¡y feliz verano!!!!

Un beso muy, muy grande

Indara

Ayer por la tarde alguien preguntó en Twitter qué podía hacer con sus niños en verano. Yo no tengo enanos, pero como niña que soy, de espíritu más que de edad, lo pensé durante un minuto y lo tuve clarinete. Así que me permito ponerme en la piel de la Indara de ocho años y dar mi opinión como parte interesada. :)

Yo, lo que quise hacer toda mi vida y nunca me dejaron, es esto:

Seréis sin duda los padres más guays del mundo, los number one de la enrolladez, y todos los demás niños os mirarán con envidia. Y todos los demás padres, con odio e inquina. Pero os dará igual porque vosotros sabéis que moláis mil.

Desde la perspectiva de un niño, olvidando el gen adulto de avercómoquitamosluegoesasmanchas, ¿qué habéis querido hacer siempre y nunca os han dejado? O mejor aún, ¿qué habéis querido hacer siempre, nunca os han dejado y lo habéis hecho igual? Luego hacemos una lista de planazos para el verano. :)

¡Un beso enorme y feliz martes!

Indara