Y de repente es 14 de febrero, San Valentín. ¡Pero si ayer (literalmente) era carnaval! No vale, no me gusta que se apelotonen tanto las festividades que luego nos pasamos muchos meses de sequía.

El año pasado, por estas fechas, el post iba de corazones no ñoños. Este año va de comidita fácil, rápida y, como siempre, no ñoña. Podéis juntar ideas de los dos y preparar una mesa bien mona para cenar esta noche. Tambiéis podéis decir muy rápido «no ñoño» muchas veces y reíros un poquito. :)

¿Desde cuándo la comida es ñoña?, me preguntó Iván. Jajajaja, pobre marido mío, se nota que no tiene Pinterest. Yo, después de mucho mirar, me decanté por pizza, salchichas y panceta. Menos cursi es difícil. Alguien me dijo en twitter que la morcilla era otra buena opción, me la guardo para el año que viene.

De mis tres preparaciones, dos fueron un poco fiasco pero por supuesto os las enseño igual para que sepáis qué NO hay que hacer. Necesitamos:

el sofa amarillo recetas de san valentin (1)

Las salchichas: tan fácil como cortar la punta en diagonal por los dos lados y sujetarlas con un espagueti.

el sofa amarillo recetas de san valentin (2) el sofa amarillo recetas de san valentin (3) el sofa amarillo recetas de san valentin (4) el sofa amarillo recetas de san valentin (5)

Quedan monas, ¿verdad? Pues mi consejo es que os las comáis en crudo porque al cocerlas…

el sofa amarillo recetas de san valentin (14)

Jajajaja, cada vez que pienso en nuestra cara de panolis mirando la olla y viendo cómo se retorcían en el agua hirviendo me parto.

La pizza: esta nada, se hace en el horno y luego se corta con un cortapastas grande de corazón. Lo suyo sería hacer la masa directamente en forma de corazón para que quede más bonito con su bordecito churruscado pero, la verdad, prefiero que el señor Mercadona amase por mí.

el sofa amarillo recetas de san valentin (10) el sofa amarillo recetas de san valentin (11) el sofa amarillo recetas de san valentin (12)

El plan era usar el corazón recortado, pero la verdad es que la pizza entera con el agujero nos gustó casi más.

El bacon: otro pequeño fiasco. Hicimos dos tamaños: el grande, con las lonchas enteras. Queda más mono si, al doblar las lonchas, las giráis media vuelta hacia dentro. Al menos en crudo queda mejor.

el sofa amarillo recetas de san valentin (6) el sofa amarillo recetas de san valentin (7)

El tamaño pequeño, cortando una loncha a la mitad a lo largo y a lo ancho. Este tamaño no da para giros ni florituras, solo doblar y ya. Si se os levanta le hacéis un corte pequeñito y encajáis una punta en la otra.

el sofa amarillo recetas de san valentin (8)

Un poquito de albahaca por encima y al horno.

el sofa amarillo recetas de san valentin (9)

Confieso que pensé que las grandes quedarían mejor, y para nada. No tengo foto, pero amasijo de grasa informe. Las peques un poco mejor. Dice Iván que con lonchas más gruesas de carnicería seguro que no se engurruñan tanto. Si hacen la prueba, cuéntenmelo. :)

el sofa amarillo recetas de san valentin (13)

Y este fue el resultado de nuestro festín de San Valentín o de cuando el bonitismo se convirtió en feísmo. Eso sí, riquismo y divertidismo. ¡Algo es algo!

el sofa amarillo recetas de san valentin (15) el sofa amarillo recetas de san valentin (16)

Ya véis que me he pasado al minimalismo fotográfico. :) Es que tengo todos los platitos y los mantelitos y las maderitas aún en el trastero, buu.

Por cierto, el otro día dijo Isasaweis que ya podían separar más la i de la o en el teclado, porque siempre acababa firmando como Osa. Y yo me he acordado de ella toda la mañana  porque creo que he escrito San Valentón unas veinte veces.

¡Feliz San Valentín queridos, a quererse mucho hoy y siempre!

Indara