Archivos para la categoría: DIY en el sofá

Te casas. Puedes poner número de cuenta o no. Puedes hacer lista de boda o no. Puedes pedir dinero, un sofá o vuestro viaje de novios. Puedes no aceptar regalos. Nada importa, porque siempre, SIEMPRE, te caerá un regalo que te horripile. Es ley de boda.

Todos tenemos una tía Milagritos que, pese a tus esfuerzos, te regalará con todo su amor lo que a ella le salga del refajo y así ha de ser, queridas, porque cada uno tiene derecho a obsequiar con lo que le dé la gana, faltaría más.

¿Pero qué pasa cuando una es minimalista-escandinava y le plantan una vajilla de La Cartuja? No la vas a tirar ni a revender porque tú, a tu tía Milagritos, a pesar de todo, la quieres mucho y la mujer se ha dejado la pensión en tu sopera Luis XVI. Pues he encontrado la solución perfecta en el blog Shop Sweet Things. Un poquito de pintura flúor y…

el sofa amarillo vajilla pintada neon (5) el sofa amarillo vajilla pintada neon (1) el sofa amarillo vajilla pintada neon (3) el sofa amarillo vajilla pintada neon (6) el sofa amarillo vajilla pintada neon (4)

Me parece absolutamente maravilloso. Tan maravilloso que lo quiero para el estudio pero ya, y reconozco que me he pasado media horita larga rebuscando en internet a ver si alguien había decidido deshacerse del regalo de la buena de Milagritos y lo podía comprar yo. De momento lo más aproximado que encontré es esta vajilla que me encanta, y dejadme ahorrar un poquín porque tiene que ser mía.

¡Un beso enorme y feliz fin de semana!

Indara

Anuncios

Me encanta que me hagan regalos y me encanta regalar. Juro que si tuviera que ponerlo en una balanza, no sé por cuál me decantaría. Ambas cosas tienen su parte mágica, la de la sorpresa inesperada que te llena de alegría y la de pensar y pensar hasta dar con ese algo perfecto.

Casi siempre (y a no ser que estemos hablando de los pendientes maravillosos de Suárez que os comenté hace dos días) lo mejor de un regalo es la sorpresa. Porque los regalos caros (bienvenidos sean siempre) ya te los esperas un poco, suelen llegar en fechas señaladas.

Los que molan y sorprenden son los otros, los de un día cualquiera porque sí. Yo estas Navidad hice muchos regalos, pero de todos ellos creo que fueron los de economía de guerra los que más triunfaron. Y como el último de ellos por fin ha llegado a su destinataria, hoy me apetecía compartirlos con vosotros. Porque el 1 de marzo es un día estupendo para regalar, que luego mucho “yo paso de San Valentín, tengo detalles cualquier otro día” pero ese día nunca llega. Ya nos conocemos, amiguitos. :)

Regalo de economía de guerra 1

Una caja de Crealoo. Ya sabéis que cada vez que voy a Madrid a casa de mi hermana me harto de poner fotos de sus DIY en Instagram. Que si el árbol de maderas, que la cama de palés, que los libros forrados, que el colador como perchero, que las luces forradas… Cada vez que voy alucino porque hay veinte cosas nuevas. Mi hermana es DIY desde el día que nació y como se abra un blog lo peta.

el sofa amarillo regalos baratos y especiales (1)

Pero yo sé que hay cosas que tiene en mente pero nunca acaba de probar porque los materiales son caros y da cosilla gastarse la paga en mod podge. Cuando encontré las cajas de Crealoo aluciné porque eran perfectas. Por 25 euros cada dos meses te llega una caja con pequeñas cantidades para tres manualidades diferentes y sorpresa. Así puedes probar de todo y si luego algo te engancha, lo sigues por tu cuenta. A Alex le llegó la primera caja (de febrero/marzo) por fin el otro día y está feliz, así que de su parte, recomendadísimo a los que tengáis manitas en casa. ¡Y no es post patrocinado! :)

el sofa amarillo regalos baratos y especiales (5)

Regalo de economía de guerra 2

Unas galletas y un libro. O más bien, cosas que tienes en común con alguien. Cuando me llegó el email del amigo invisible tuitero y vi que me había tocado Pili pegué un salto de alegría. ¡Qué emoción regalarle a ella! Y qué difícil acertar con un tope de 20 euros. Me puse a pensar y me di cuenta de que teníamos muchísimas cosas en común: a las dos nos encanta leer, viajar, los idiomas (¡si hasta es traductora!), las cosas bonitas e incluso una de sus peques es celíaca como yo.

el sofa amarillo regalos baratos y especiales (3) el sofa amarillo regalos baratos y especiales (2)

Se repente empecé a atar cabos, había visto unos cuadernos de viaje maravillosos, multilingües y primorosamente ilustrados con acuarelas, y recordaba haber visto uno de Tokio. Pili acaba de irse a Tokio, era perfecto y reunía casi todos los requisitos. Excepto la celiaquía, claro. Y eso tuvo fácil solución porque recordé mis galletas favoritas de especias que me hace Iván siempre en Navidad y pensé que para la familia de Pili podrían ser igual de especiales. Una plantilla bonita de receta y lo tenía.

el sofa amarillo regalos baratos y especiales (4)

No se trata de copiar el regalo (aunque esos cuadernos de viajes son amor), sino de encontrar algo que tenga significado y lo haga especial.

Regalo de economía de guerra 3

Un momento para ti. Este fue un regalo muy especial porque, aquí donde me veis, tengo muchísima suerte y estoy rodeada de gente muy muy especial. Estas navidades quise agradecer con un detallito tonto a todas las personas que me habían ayudado a lo largo de 2012 que, como os digo, fueron muchas porque soy muy afortunada.

el sofa amarillo regalos baratos y especiales (6)

Y lo mejor que se me ocurrió, entre todo el caos y las celebraciones y las juergas navideñas, fue regalarles un momento para ellas. Para ellas solas o para compartir con quien quisieran. Un momento de tranquilidad, de sofá, manta y peli, de chocolate calentito con nubes y algo rico y muy navideño para mojar.

el sofa amarillo regalos baratos y especiales (9)

Y con esta idea en mente fui seleccionando poco a poco los ingredientes, como el entrañable chocolate a la taza Chaparro, que me daba mi abuela de pequeña, o los ricos panettones artesanos de Petra Mora. Le diseñé un packaging bonito, una blondita amarilla por aquí, una palita de madera por allá, una bolsita de algodón y una tarjeta para darles las gracias una vez más por acompañarme en esta aventura.

el sofa amarillo regalos baratos y especiales (8)

De este regalito hice uno de más, como el año pasado, para compartir con todos vosotros, que también formáis parte de esta aventura, pero dos de los paquetes tardaron muchísimo en llegar a su destino y cuando me di cuenta el panettone estaba mohoso y las nubes, duras. Eso sí, si alguien quiere el cacao que levante la mano, que ese aún está bueno. :)

el sofa amarillo regalos baratos y especiales (10) el sofa amarillo regalos baratos y especiales (7)

¿Qué os parecen estas tres ideas de regalo sencillas y especiales? ¿No os gustaría que os sorprendieran porque sí el 1 de marzo? Si tenéis otras ideas o sugerencias, soy toda oídos, que por suerte aún nos quedan muchos momentos que celebrar.

Un beso enorme y feliz fin de semana,

Indara

Y de repente es 14 de febrero, San Valentín. ¡Pero si ayer (literalmente) era carnaval! No vale, no me gusta que se apelotonen tanto las festividades que luego nos pasamos muchos meses de sequía.

El año pasado, por estas fechas, el post iba de corazones no ñoños. Este año va de comidita fácil, rápida y, como siempre, no ñoña. Podéis juntar ideas de los dos y preparar una mesa bien mona para cenar esta noche. Tambiéis podéis decir muy rápido “no ñoño” muchas veces y reíros un poquito. :)

¿Desde cuándo la comida es ñoña?, me preguntó Iván. Jajajaja, pobre marido mío, se nota que no tiene Pinterest. Yo, después de mucho mirar, me decanté por pizza, salchichas y panceta. Menos cursi es difícil. Alguien me dijo en twitter que la morcilla era otra buena opción, me la guardo para el año que viene.

De mis tres preparaciones, dos fueron un poco fiasco pero por supuesto os las enseño igual para que sepáis qué NO hay que hacer. Necesitamos:

el sofa amarillo recetas de san valentin (1)

Las salchichas: tan fácil como cortar la punta en diagonal por los dos lados y sujetarlas con un espagueti.

el sofa amarillo recetas de san valentin (2) el sofa amarillo recetas de san valentin (3) el sofa amarillo recetas de san valentin (4) el sofa amarillo recetas de san valentin (5)

Quedan monas, ¿verdad? Pues mi consejo es que os las comáis en crudo porque al cocerlas…

el sofa amarillo recetas de san valentin (14)

Jajajaja, cada vez que pienso en nuestra cara de panolis mirando la olla y viendo cómo se retorcían en el agua hirviendo me parto.

La pizza: esta nada, se hace en el horno y luego se corta con un cortapastas grande de corazón. Lo suyo sería hacer la masa directamente en forma de corazón para que quede más bonito con su bordecito churruscado pero, la verdad, prefiero que el señor Mercadona amase por mí.

el sofa amarillo recetas de san valentin (10) el sofa amarillo recetas de san valentin (11) el sofa amarillo recetas de san valentin (12)

El plan era usar el corazón recortado, pero la verdad es que la pizza entera con el agujero nos gustó casi más.

El bacon: otro pequeño fiasco. Hicimos dos tamaños: el grande, con las lonchas enteras. Queda más mono si, al doblar las lonchas, las giráis media vuelta hacia dentro. Al menos en crudo queda mejor.

el sofa amarillo recetas de san valentin (6) el sofa amarillo recetas de san valentin (7)

El tamaño pequeño, cortando una loncha a la mitad a lo largo y a lo ancho. Este tamaño no da para giros ni florituras, solo doblar y ya. Si se os levanta le hacéis un corte pequeñito y encajáis una punta en la otra.

el sofa amarillo recetas de san valentin (8)

Un poquito de albahaca por encima y al horno.

el sofa amarillo recetas de san valentin (9)

Confieso que pensé que las grandes quedarían mejor, y para nada. No tengo foto, pero amasijo de grasa informe. Las peques un poco mejor. Dice Iván que con lonchas más gruesas de carnicería seguro que no se engurruñan tanto. Si hacen la prueba, cuéntenmelo. :)

el sofa amarillo recetas de san valentin (13)

Y este fue el resultado de nuestro festín de San Valentín o de cuando el bonitismo se convirtió en feísmo. Eso sí, riquismo y divertidismo. ¡Algo es algo!

el sofa amarillo recetas de san valentin (15) el sofa amarillo recetas de san valentin (16)

Ya véis que me he pasado al minimalismo fotográfico. :) Es que tengo todos los platitos y los mantelitos y las maderitas aún en el trastero, buu.

Por cierto, el otro día dijo Isasaweis que ya podían separar más la i de la o en el teclado, porque siempre acababa firmando como Osa. Y yo me he acordado de ella toda la mañana  porque creo que he escrito San Valentón unas veinte veces.

¡Feliz San Valentín queridos, a quererse mucho hoy y siempre!

Indara